save it, pretty mama

.
Buenos Aires  a los quince  días de  abril  del 2019
Sálvalo, mamita,
Sálvame tantas noches de naufragio,
Salva tu blusa azul (era en enero, en Roma)
Sálvalo todo, o salva lo que puedas.
Esto se viene abajo, pretty mama,
Sálvalo del olvido, no permitas
Que se llueva la casa, que se borre
La trattoria de Giovanni,
Corre por mí por ti, sálvalo ahora,
Te estás yendo y los pájaros se mueren,
Me voy de ti te vas de mí, no hay tiempo,
Sálvalo pretty mama,
La voz de Satchmo y ese grito
Que te sumía en lo más hondo del amor,
Save it all for me,
Save it all for you,
Save it all for us.

Aunque no salves nada, sálvalo mamita.


Julio Cortázar


. Julio Cortázar. Bruselas . Bélgica  1914 - París . Francia . 1984
... Imagen . Audrey Gagnaire





.


morire

 .
Buenos Aires a los quince  días de abril del 2019

Como pasa en muchas relaciones
había llegado un momento
de querer irnos a morir juntos.
Decíamos

¿a vos dónde te gustaría morir?
A mí me gustaría morir en Almagro
y a mí en una casa que tenga jardín.

Imaginamos
qué lindo irse a morir en la montaña
largar todo
irnos a morir en el campo.

Unos amigos que están muriendo en Las Toninas
nos decían ¿Por qué no se vienen a morir a acá?
¿Pero y en dónde va a morir tu perro?
¿Y en dónde va a morir tu gato?

Al final pensamos que lo mejor
era que cada uno siguiera muriéndose
en el departamento que alquilaba.


Alejandro Berón



. Alejandro Berón . Buenos Aires . Argentina . 1981
... Fotograma . Jealousy . 2013 . Philippe Garrel






.

esas promesas

.
Buenos Aires a los quince días de abril de 2019



No metas la lengua en los termiteros
No duermas de espaldas a una luciérnaga
Deja de propina un billete de lotería a las nubes sin dueño
Cuenta tu truco a las manzanas mordidas que abandonaste en prisión
Desata los nudos de las horcas y de los árboles
Ciérrale el paso a los enterradores
Saluda a los caballos y a las lluvias lavanderas de helechos
No recuerdes los mármoles albinos ni el terciopelo blanco
Las equivocaciones jamás se equivocan
Huye del aliento de los pantanos y de los fotógrafos con gafas de goma
Quítale el jersey de rombos a los fuegos artificiales
Desnúdate si ya has jugado demasiado tiempo a estar vestida
Belleza, cabeza de chorlito, mantén tu promesa.




Juan Carlos Mestre




  . Juan Carlos Mestre . León . España . 1957
.  .. Imagen . Sophie Fontaine







.

rizoma

.
Buenos Aires al octavo día de abril del 2019

Yo, niño pájaro,
el origen de la fuerza y de la envidia, de la certeza cruel
y de las llaves,
soporto a medias esta soledad.

Yo, que nunca he despegado,
encuentro en la altura una forma de refugio
de la que no participo.

Yo, que nunca he dormido,
describo versos y ciudades bajo el edredón. Pienso
en dios con un hacha
cada vez que me desnudo ante esos hombres.
Hipócrita como soy
no merezco el cielo de la boca. No merezco
paisaje azul; ni gris tampoco.

Yo, niño pájaro,
el origen de la fuerza y de la envidia, de la certeza cruel
y de las llaves,
soporto a medias esta soledad.

Yo, que nunca he despegado,
encuentro en la altura una forma de refugio
de la que no participo.

No he luchado nunca por quedarme.
Solo he deseado volar
en mil pedazos.


Cristian Alcaraz



. Cristian Alcaraz . Málaga. España . 1990
... Imagen . Agustín Galeano.







.

alguna vez


.
Buenos Aires a los siete días de abril del 2019


Simplemente no soy de este mundo. Yo habito con frenesí la luna. No tengo miedo de morir; tengo miedo de esta tierra ajena, agresiva. No puedo pensar en cosas concretas; no me interesan. Yo no sé hablar como todos. Mis palabras son extrañas y vienen de lejos, de donde no es, de los encuentros con nadie. ¿Qué haré cuando me sumerja en mis fantásticos sueños y no pueda ascender? Porque alguna vez va a tener que suceder. Me iré y no sabré volver. Es más, no sabré siquiera que hay un “saber volver”. 


Alejandra Pizarnik




. Alejandra Pizarnik . Buenos Aires . Argentina . 1936 .1972
... Imagen . Grete Ulman Kant






.

ctrl + alt + supr

 .
Buenos Aires a los  siete días de abril del 2019


Yo tenía una vida
antes de internet
no era mejor ni peor
que ésta
era una vida antes de internet
en lugar de esperar un mail
esperaba un llamado
en lugar de quedar por mensaje de texto
hablábamos la noche anterior
y no tenía manera de avisarte que
iba a llegar quince minutos tarde
siempre se me hace tarde
es sabido que llego tarde igual.
¿Habré llegado tarde también
a la vida después de internet?
En la vida antes de internet
era tan ansiosa como ahora
pero en vez de gastar el F5
como si fuera el botón de Lost
fumaba o leía algo para la facultad
o quedaba con alguna amiga
para ir al cine Savoy
me acicalaba un rato largo
en el baño de al lado de mi cuarto
en la casa de mis papás
tenía, además, el pelo largo
no hay ningún mensaje nuevo
en la bandeja de entrada
es como “La voz humana”
pero por Internet.
No importa si el teléfono suena:
es mi mamá, alguno de mis hermanos,
tal vez un primo o un ejecutivo de cuentas de Fibertel
que tiene una promoción para ofrecerme.
tengo 441 amigos en Facebook,
vos no tenés Facebook,
me dejan comentarios
y yo les dejo comentarios
y a veces de madrugada
me encuentro viendo fotos
de personas que no conozco,
algunas en sus viajes por el mundo
otras, recién casadas
otras, no sé.
Te quedaste en los 90
es que ahí por un rato
nos sentimos bien
nadie escribió la novela de mi generación
tal vez porque mi generación ya no tenga novelas
tendrá nouvelles o cuentos en antologías que me aburren
qué me importa
yo quiero que me llames
y que me invites a salir
si es al cine mejor
el gato de la casa de Perú
ése sí que no me daba miedo
me daba miedo cruzar el pasillito
para llegar al baño
en invierno también me daba frío.
Nuestros encuentros tienen
la frecuencia y la duración
de los eclipses,
¿te conté que tengo un blog?
www.pajaritoscantan.blogspot.com



Belén Iannuzzi




.. Belén Iannuzzi . Buenos Aires . Argentina . 1979
.... Imagen .    Marat Safin






.

antes del lunes

.
Buenos Aires a los  siete  días de abril del 2019


Porque el agua se me fuga
y yo -pura sed-
soy un zahorí que remata sus varas.
Porque las palabras regresan de un viejo abuso
y ya no tienen fuerzas para escalar los labios.

Tendré que invocar una caída
en el umbral mismo del verbo
con la fe de todas las manzanas.

Saltar muy dentro, libre
al fondo de las cosas,
deshabitar la memoria,
su ciudadela adoquinada, su lacre,
los arquetipos rotos en las esquinas
ofreciéndome su cuerpo.

Dejar de buscar advientos en el pan de ayer,
las migas con que solía despilfarrar el hambre,
sacudir las cortezas que ya ni pueden recordar
su savia.

Porque no bastará con la poesía;
habrá que tener -además-
los huesos livianos de los pájaros.


Laura Giordani




. Laura Giordani . Córdoba. Argentina . 1964
....  Imagen . Alice Lemarin







.

aguada

.
Buenos Aires al   quinto día de abril del 2019


ella respira en la membrana
de un tambor remojado en la garganta
desde la piel de cueros costurados
hasta la aguada de los teros
lejos

a veces
cuando pienso las alturas
soy un cóndor que se arroja contra el frío
arrancándose las alas en el filo de los pinos

y los volcanes se hacen llamas en los dedos
y me truenan los potros torturados en las
venas

y esta voz
que es ceniza en los labios
pretende ser cascada en el desierto

desde la sangre caer mi llanto
gritar
hasta el abismo del silencio


Liliana Ancalao





. Liliana Ancalao .Comodoro Rivadavia .  Argentina .1961
..... Fotograma .  Pájaros de Verano . Ciro Guerra . Cristina Gallego . Colombia . 2018







.

no recuerdo

.
Buenos Aires al  cuarto día de abril del 2019


Casi no me acuerdo del
calor que desprendía tu piel,
siempre causa de incendio
y lo bien que me venía
para los pies fríos.
Casi no me acuerdo de las
notas encontradas que
sacaban una sonrisa de paseo.
Casi no me acuerdo de los viajes
planeados desde la cama
hacia algún lugar lejano,
pero sabiendo que la cama
era nuestro lugar en el mundo
y que ya no teníamos
que seguir buscándolo.
Casi no me acuerdo del sonido
de tu risa y del acorde
que formaba con la mía.
Tampoco me acuerdo casi
de tus besos ni de la aspereza
de tu barba acariciándome lento.
Ya no me acuerdo.
Casi.



Teresa Mateo



. Teresa Mateo . Murcia . España . 1984
...Imagen . Ferdinando Scianna








.

palabras

 .
Buenos Aires  al cuarto día    de abril del 2019


 Tú me llamas, amor, yo cojo un taxi,
cruzo la desmedida realidad
de febrero por verte,
el mundo transitorio que me ofrece
un asiento de atrás,
su refugiada bóveda de sueños,
luces intermitentes como conversaciones,
letreros encendidos en la brisa,
que no son el destino,
pero que están escritos encima de nosotros.

Ya sé que tus palabras no tendrán
ese tono lujoso, que los aires
inquietos de tu pelo
guardarán la nostalgia artificial
del sótano sin luz donde me esperas,
y que, por fin, mañana
al despertarte,
entre olvidos a medias y detalles
sacados de contexto,
tendrás piedad o miedo de ti misma,
vergüenza o dignidad, incertidumbre
y acaso el lujurioso malestar,
el golpe que nos dejan
las historias contadas una noche de insomnio.

Pero también sabemos que sería
peor y más costoso
llevárselas a casa, no esconder su cadáver
en el humo de un bar.

Yo vengo sin idiomas desde mi soledad,
y sin idiomas voy hacia la tuya.
No hay nada que decir,
pero supongo
que hablaremos desnudos sobre esto,
algo después, quitándole importancia,
avivando los ritmos del pasado,
las cosas que están lejos
y que ya no nos duelen.



Luis García Montero





.   Luis García  Montero . Granada . España .  1958
...  Imagen .  Leo Berne






.

somewhere

.
Buenos Aires al tercer día de abril del 2019


Es la infatuación:
el amor al amor,
el odio al odio,
vuelven las cosas opacas
y las palabas flacas,
ilusión que no hace sombra.

El amor solo y el odio claramente
vuelven las cosas transparentes
pero con sombra propia
y las palabras fibrosas
no son copia de la cosa
donde encarna el yo.

Te amo y odio,
sí y no,
y desde hace tantos años
que el daño está claro:
somos yo y yo y vos.

Sentarse y aprender el dos.


Mirta Rosenberg






. Mirta Rosenberg . Rosario . Argentina . 1951
... Imagen . Sara Byme 








.

mousike CLXIII (amy winehouse )


.
Buenos Aires al tercer día de abril del 2019


Hay días y días
para escuchar   ciertas rolas.



I'll use that star to write "I love you"
A thousand times across the sky




.

todavía

.
Buenos Aires al tercer  día de abril del 2019

antes 
era dueña
de los jazmines 
mis ojos
se incendiaban entre
espíritus de turmalinas

 no  alcanzaba 
el  tiempo  para amarte

todo  al mango
las ventanas abiertas
la primavera ahí
en  el centro del estómago
ahora enciendo  lámparas
para ver las alas secretas
de las polillas

me muero  de 
extrañarte  

hace días
uso la misma
camisa   XL
bailo sola 
ordeno papeles
de pronto tu poema
cae al piso
mientras llueve afuera
me doy cuenta 
que  sigo queriéndote
como si fuera antes.



MEzcurra




. Imagen . Christopher Mongeau







.

cristal

.
Buenos Aires a los dos días de abril del 2019




¿será esta pared donde se estrelló mi rostro
lo más lejos que puedo llegar?

hoy posa un cuervo de plumas raídas en mi garganta
hoy espero ese cristal que se rompe en mi nombre
cuando no lo pronunciás.


Valentina Nicanoff



. Valentina Nicanoff . La Pampa . Argentina . 1989
... Imagen . Laura Makabresku








.

y también

.
Buenos Aires a los dos días de abril del 2019


Pienso que escribir
es como meterte en el mar:
primero el agua
está helada,
pero a medida que te metés
y permanecés
se va poniendo calentita.

Pienso que también
es una forma de pasar
sin mucho dolor
por este barro.

Y también pienso
que escribir
es hablar de amor
cuando se termina.



Silvina Giaganti




. Silvina Giaganti . Prov. de Buenos Aires . Argentina . 1976
... Imagen . Ja Shang Tang







.

cómo era

.
Buenos Aires  a los treinta y un días  de marzo del 2019

Ceno sola casi todas las noches, tomo vino.
Necesito una copa, a veces más.
A veces toda la botella hasta dormirme.
Ceno sola y está bien.
Algunas veces me acuerdo
de cómo era
besarlo antes y después de la cena.
Hablar de las cosas del día,
hacer planes, mirar el campo quieto,
escuchar los grillos.
A veces, me acuerdo de cómo era
no querer besarlo después de la cena.
No querer dormir con él después de la cena.
Ceno sola y a veces recuerdo,
cómo era hacer el amor con él antes de la cena.
Cenar a la madrugada en verano,
hacer el amor en la cocina.
La pregunta insiste, cómo era.


Natalia Romero




. Natalia Romero . Bahía Blanca. Argentina. 1985
... Imagen . Teresa Queirós







.

me senté

.
Buenos Aires a los  treinta un días de  marzo del 2019



en esta mesa una vez
me senté con sus ojos
me senté con su adiós
me senté con la angustia
me senté con mi sombra
me senté con el gin
me senté con la lluvia
me senté con el hambre
y me senté con la muerte
una vez en esta mesa pero la eché.



Julio Huasi



. Julio Huasi . Buenos Aires . Argentina . 1935 . 1987
... Imagen . Alessio Albi





.

vincent

.
Buenos Aires a los treinta y un días de marzo del 2019









.



café en la taza

.
Buenos Aires a  los treinta y un días de marzo del 2019
Compré café, cigarrillos, fósforos.
Fumé, bebí
y fiel a mi retórica particular
puse los pies sobre la mesa.
Cincuenta años y una certeza de condenado.
Como casi todo el mundo fracasé sin hacer ruido.
Bostezando al caer la noche murmuré mis decepciones,
escupí sobre mi sombra antes de ir a la cama.
Esta fue toda la respuesta que pude ofrecer a un mundo
que reclamaba de mí un estilo que posiblemente no me
correspondía.
O puede ser que se trate de otra cosa. Quizás
hubo un proyecto distinto para mí
en alguna probable lotería
y mi número no salió.
Quizá nadie resuelva un destino estrictamente privado.
Quizás la marea histórica lo resuelva por uno y por todos.
Me queda esto.
Una porción de vida que me cansó de antemano,
Un poema paralizado en mitad de camino
hacia una conclusión desconocida;
un resto de café en la taza
que por alguna razón
nunca me atreví a apurar hasta el fondo.


Joaquín O. Giannuzzi



. Joaquín O. Giannuzzi . Buenos Aires. 1924 . Salta . 2004 . Argentina
... Imagen . Iringo Demeter






.

canto de madrugada


.
Buenos Aires a los veintinueve días de marzo del 2019

Qué difícil es el amor para los hambrientos.
Invento una amargura,
un tormento que llueve
y no son mis miedos,
sino vuelos incontrolables los que me impulsan.

Creo que querer ha de ser una constante,
por eso ahora se me antojan pestañeos,
segundos volátiles.
El despegue lento de un gemido,
cerrar los ojos,
ahogar el grito en una almohada
y que esta vez no sea sollozo
sino canto
de madrugada.

Cómo me atrapa
y me quema la piel y los huesos
la vida en excesos,
los besos prohibidos,
el hambre del otro
Que no puedes ponerme en los labios la miel,
porque tengo la saliva hecha de hielo.

Que no puedes decirme “te quiero”
sin que te pregunte después “para qué”.
Fabriqué excusas para planear la huida,
no entiendo de vuelos
pero sí de caídas.

Un día de estos,
cuando se vierta en la copa el recuerdo,
te acordarás de mí.
Vendrá mi risa como un disparo,
un desgarre de guitarra,
un cante de gitano.

Y en el último baile, pensarás:
qué fue de aquella chica,
de aquella chica que conocí aquella noche de verano.



Loreto Sesma




. Loreto Sesma . Zaragoza. España . 1996
.... Fotograma . Terra Estrangeira . 1995 . Walter Salles & Daniela Thomas.





.

otras manos

.
Buenos Aires a los veinticinco días de marzo del 2019


Amé la soledad, la heroica perduración de toda fe,
el ocio donde crecen animales extraños y plantas fabulosas,
la sombra de un gran tiempo que pasó entre misterios
y entre alucinaciones,
y también el pequeño temblor de las bujías en el anochecer.
Mi historia está en mis manos y en las manos con que otros
las tatuaron.

Olga Orozco

.





. Olga Orozco . La Pampa . Argentina . 1920 - Buenos Aires . Argentina . 1999
.... Documental . Wait For Me .'Endless' . Luca D'Alberto . 2017


.

de regalo

.
Buenos  Aires a los  veinticinco días de marzo del 2019 

Podría haber un incendio.
Podrías encontrarte en el subte
de una ciudad que se aleja de vos en espiral
como una rueda después de una patada.
Podrías estar perdido.
Podrías tener que preguntarle
a un desconocido cómo llegar a algún lugar,
y podrías tener que aprender
a llegar a ese lugar. Podrías ser viejo
o joven. Podría haber una guerra
o una inundación, o demasiados días
de cierto tipo.
Podrías encender un cigarrillo
que te dieron
de regalo. Podrías reconocer
su punta impaciente
como una extensión de tu posible
desastre. Y de tu respiración.



Robin Myers




. Robin Myers . Nueva York . EEUU . 1987
  Versión . Ezequiel Zaidenwerg
.... Imagen .  Emanuel Rosario






.

mirándote

.
Buenos Aires a los veinticinco  días de marzo del 2019

Philippa habla con una amiga
Westonia es muy intensa
Bebe y se aparta
Desaparece días enteros
Vuelve y te besa
Se suelta el pelo mirándote
Se da una ducha
Se acuesta desnuda
Se cubre apenas con las sábanas
Y no te está esperando.


Westonia Murray



. Westonia Murray . Townsville . Australia .1938
  Versión . Tom Mayer
..Imagen . Nicholas Fols







.

algo parecido

.
Buenos Aires a los   veinticinco  días de  marzo del 2019


Al contrario de lo que quiere la gente,
yo ruego que el colectivo
venga lleno cada vez que viajamos juntos.
Nosotros no tenemos nada en común.
Jamás nos hubiésemos conocido viajando.
Él vive hacia el norte; yo más al centro.
Ni siquiera nos coinciden los horarios. Damos
dos pasos atrás. Se agarra del pasamano. Yo
me agarro de él –no puedo hacer más: con suerte
le llego al pecho-. Nos presionan de todos lados:
entregar un libro en dos días; sus clases
de los viernes, y veinte albañiles que intentan
llegar temprano a casa. ¡Un pasito más!, grita el chofer.
Lo miran con mala cara, en cambio, su cara
es inconfundible: no está enojado, no está triste.
Quiere pedirme lo que no podría darle. Vení,
me dice con esa voz grave que usa a veces, y yo
me interno como una adolescente en el hueco
que hay entre su abrigo y la camisa verde musgo.
Lo abrazo. Él y yo no tenemos nada en común,
pero su corazón está en la punta de mi boca –lo
siento latir-, el colectivo va lleno, un bebé
llora adelante y nos quedan quince minutos
de algo demasiado parecido al amor.


Cecilia Romana




. Cecilia Romana . Buenos Aires . Argentina . 1975
... Imagen .   Saul Leiter






.

esas manos mis manos tus manos


.
Buenos Aires a los veintiún días de mazo del 2019


“Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón."

AP.







. Hands of Bresson . Documental . Kogonada .  2014
... Alejandra Pizarnik . Buenos Aires . Argentina . 1936 .1972



.

de vos

.
Buenos Aires a los veintiún días de marzo del 2019

Estoy a una ciudad de vos y estoy con vos
como una noche de agosto
tibia, bañada por el mar, cuando te miré dormir
a la luz de la luna, con el tocador de madera rústica
atestado de cepillos, libros y frascos nuestros—
o en un huerto de rocío salado, acostada al lado tuyo
viendo el atardecer rojo por el mosquitero del camarote,
Mozart en Sol menor en el grabador,
durmiéndonos con la música del mar.
Esta isla de Manhattan es bastante grande
para las dos, y es angosta:
esta noche puedo oírte respirar, sé cómo es
tu cara boca arriba, cuando la media luz traza
tu boca generosa y delicada
donde la risa y la pena duermen juntas.


Adrienne Rich



. Adrienne Rich . Maryland . EEUU . 1929 .  California . EEUU . 2012
  Versión Sandra Toro
.... Imagen . Marta Bevacqua






.

mía

.
Buenos Aires a los quince días de marzo del 2019


Cristales de tu ausencia acribillan mi voz,
que se esparce en la noche
por el glacial desierto de mi alcoba.
-Yo quisiera ser ángel y soy loba-.
Yo quisiera ser luminosamente tuya
y soy oscuramente mía.


Gloria Fuertes



. .  Gloria Fuertes . Madrid .España . 1917 . 1998
... Imagen . Marat Safin






.

eternidad


.
Buenos Aires a los  quince días de marzo del 2019


Éramos los maestros del olvido,
pero eso ya nadie lo recuerda.

Nadie va a volver a la casa
donde nacimos para recordarnos.
No fuimos hechos para la eternidad.
Las líneas de nuestras manos
conformaban el mapa hacia la desmemoria.

Al olvido se le navega a oscuras
y con las manos sobre los ojos.
Al olvido se llega a través de la palabra Siempre.





Miréia Anieva






. Miréia Anieva . Xalapa. México. 1988
... Fotograma del film Green Papaya . 1993 . Trân Anh Hùng







.

esos amores

.
Buenos Aires a los quince días de marzo del 2019
cuando doy brazadas de ahogada
es cuando me pregunto
si son las telas que nos defienden
las que empiezan
a destejerse
cuando giro sobre la cama
y las piernas no encuentran posición
es cuando me pregunto
si en todos los techos hay murciélagos
si en algún punto
el amor va a dejar de hacerte doler la panza
si en algún punto
el amor te va a dejar de doler
si en algún punto
va a dejar de doler
cuando doy brazadas
me pregunto si me voy a despertar
después de la helada
y si aún
va a ser verano
y si aún
va a estar cortada la luz
y si aún
me vas a querer
cuando salga mojada
a buscarte.


Martina Cruz





. Martina Cruz. Prov. de Bs. As. . Argentina. 1997
.. Imagen . Jonas García 





.

otro corazón

.
Buenos Aires a  los   diez días de marzo del 2019


Un mar, un mar es lo que necesito.
Un mar y no otra cosa, no otra cosa.
Lo demás es pequeño, insuficiente, pobre.
Un mar, un mar es lo que necesito.
No una montaña, un río, un cielo.
No. Nada, nada,
únicamente un mar.
Tampoco quiero flores, manos,
ni un corazón que me consuele.
No quiero un corazón
a cambio de otro corazón.
No quiero que me hablen de amor
a cambio del amor.
Yo sólo quiero un mar:
yo sólo necesito un mar.
Un agua de distancia,
un agua que no escape,
un agua misericordiosa
en que lavar mi corazón
y dejarlo a su orilla
para que sea empujado por sus olas,
lamido por su lengua de sal
que cicatriza heridas.
Un mar, un mar del que ser cómplice.
Un mar al que contarle todo.
Un mar, creedme, necesito un mar,
un mar donde llorar a mares
y que nadie lo note.



Francisca Aguirre


. Francisca Aguirre . Alicante. España .  1930
...  Imagen . Birdee







.

lejos

.
Buenos Aires a  los diez días de marzo del  2019
Dijiste: "Iré a otra ciudad, iré a otro mar.
Otra ciudad ha de hallarse mejor que ésta.
Todo esfuerzo mío es una condena escrita;
y está mi corazón - como un cadáver - sepultado.
Mi espíritu hasta cuándo permanecerá en este marasmo.
Donde mis ojos vuelva, donde quiera que mire
oscuras ruinas de mi vida veo aquí,
donde tantos años pasé y destruí y perdí".

Nuevas tierras no hallarás, no hallarás otros mares.
La ciudad te seguirá. Vagarás
por las mismas calles. Y en los mismos barrios te harás viejo
y en estas mismas casas encanecerás.
Siempre llegarás a esta ciudad. Para otro lugar -no esperes-
no hay barco para ti, no hay camino.
Así como tu vida la arruinaste aquí
en este rincón pequeño, en toda tierra la destruiste.





. Constantino Kavafis. Alejandría . Egipto . 1863.1933
  Versión . Pedro Bádenas de la Peña
... Imagen . Paolo Barretta







.



de cualquier modo

.
Buenos Aires a los veintiocho  días de febrero  del 2019


Puede que nada de eso ocurra.
Puede ser que salgas una mañana
después de hacer el amor
a comprar cigarrillos, y nunca regreses,
o que me enamore de otro hombre.
Puede ser un lento desliz hacia la indiferencia.
De cualquier modo, tendremos que aprender
a soportar el peso de la eventual
pérdida mutua por algo.
Por qué no comenzar ahora que tu cabeza reposa
como una perfecta luna sobre mi regazo
y los perros en la playa aúllan.
¿Por qué no ir directo a la costura que nos une
en esta noche del Sur de la India,
y desgarrarla, sólo un poco,
para que la caída pueda comenzar?
Después, cuando nos crucemos
en la calle, y tengamos que desviar la mirada,
cuando hayamos dejado las partes olvidadas de nuestra unión
en los estantes del dormitorio y el olor
de nuestros cuerpos vaya desapareciendo como el lento
marchitarse de los lirios —¿cómo llamaremos a eso
cuando ya no sea amor?-



Tishani Doshi



. Tishani Doshi . Madras. India . 1975
  Versión Alberto Ruy Sánchez
... Imagen . Giulia Bersani






.

octubre

.
Buenos Aires  a los  veintisiete días de  febrero del 2019


Vamos andando tan deprisa a veces.
Video club, relaciones humanas, pub, se vende,
¿qué voy a hacer mañana? si estuvieras
conmigo ahora, el mar.
El mar triste de las agencias de viajes,
o el de aquella postal, tierna y cursi, que nunca
me enviaste
es tan desconsoladamente verde
como las luces
de los taxis amargos del otoño.
Y es un desesperado
abuso de desconfianza y soledad
el que me lleva
de nuevo a ti, esta tarde,
ahora que las tiendas
empiezan a cerrarse, y es hermoso
pensarte entre la gente, aferrarse a la idea
de que podrías surgir
debajo de cualquier paraguas, sorprenderme
de espaldas, tapándome los ojos y los sueños.
Sobre todo, los sueños. Dónde irá
la gente, tan deprisa,
desandando esta ausencia de pájaros, buscando
refugio en los portales de la noche. Ahora sé
que es preciso haber muerto
muchas veces de amor
para atreverse de esta manera a reincidir
y admitir que me dueles
como un beso prohibido para siempre,
casi secretamente,
como sólo la vida puede doler a veces,
o esta lluvia lentísima
de otro octubre sin ti.


Inmaculada Mengíbar


.  Inmaculada Mengíbar . Córdoba . España . 1962
... Imagen . Vladimir Bazan






.

otra mirada CCCXXII (vincent van gogh)

.
Buenos Aires a los veinticinco días de  febrero del 2019

the peat barge
lane with poplars near nuenen
the red vineyard



.

almendra

.
Buenos Aires a los  veinticinco días de  febrero del 2019

Este era el olor de tu casa
exactamente el mismo
lo sentí por un instante
una partícula
nada
tal vez no era este el olor que tiene tu casa
solo un recuerdo primitivo
instalado aquí en
este costado
te miro, ojos cerrados, mandíbula apretada
tu cara no es tu cara
tu cara es el olor de la casa
es el recuerdo de la forma en que te movías
es la cadencia con que decías me gusta la pizza
o quiero viajar a Barcelona
o nunca más seremos los mismos
es el recuerdo de la San Martín en el 85, en el 99 o el 2003
tu cara es todo lo que hicimos a escondidas
los alacranes de la ducha
los adoquines de la papa Paulo
tu cara es mi infancia, mi miedo a los truenos
los domingos de damas chinas
tu cara no es tu cara
es el olor de la casa.



Cecilia de Marchi Moyano





. Cecilia de Marchi Moyano . Santa Cruz . Bolivia. 1977
...  Imagen. Grete Ulman Kant






.

otra mirada CCCXXI (nick alm)

.
Buenos Aires a  los  veintitrés días de  febrero de 2019

drinking sisters
bacchanal 
hotel ghost






.

pomelo azul

.
Buenos Aires a los veinte días de febrero del 2019



Para la ascensión de mis ojos,
déjame apenas
la violencia solar.

Mi fe se llama
azulamiento atroz que canta:
ciclos que ciñen
la sumisa tierra de oro.

La sombra velocísima del fruto
que sostengo quebrándome
me alimenta de pájaros.
Para el prestigio de mi destrucción
déjame apenas
los alcoholes frenéticos del aire.

Por mi sangre descienden
a su único sueño,
reunido, fervoroso, que se tumba
y muere.

Suben entonces mis niños ágiles,
destruyendo, a tu vientre.
Mucho más lejos, una vibración entre dos saltos,
—esta lejanía es todo mi pecado—
la ulterior población dulcemente desnuda
danza en la luz.




Aldo Oliva



. Aldo Oliva. Rosario. Argentina . 1927 . 2000
... Imagen . Brice Portolano








.

terreno al río

.
Buenos Aires a los quince días de febrero del 2019


Abrí la puerta y te estabas bañando.
Los vidrios empañados, el ruido del agua
detrás de las cortinas,
las cosas esenciales instaladas
fuera de la razón.
Me llamaste, acercaste la cara
y nos besamos a través del plástico
transparente: fue un instante.
Las parejas y las revistas literarias
duran casi siempre dos números.
Sin embargo, de a poco,
le fuimos ganado terreno al río:
días interminables en los que el caos
tomaba tu forma para envolverme mejor.



Fabián Casas



. ..  Fabián Casas . Buenos Aires . Argentina . 1965
... Fotograma del   film    Irréversible de Gaspar Noé . 2002






.

el amor


 .
Buenos Aires a los  nueve días de febrero del 2018


Porque el amor, es esto;
lo único que solo, no pude construir nunca.

Lo que me acerca a todo con tu misma alegría.
Oh, tú conoces cómo en la nocturna
claridad, muchas veces,
miramos hacia el cielo de las lluvias.
Y cómo si el granizo golpea sobre el cuero
tirante de noviembre, recorremos el campo,
mientras se balancea el cuerpo de la noche.
Y nuestra lámpara en la mano
se sube por los árboles.

Por eso pienso cosas que sin tí callaría.
Porque no es el amor únicamente tu cintura de trigo.
Fuimos hechos, también, para la vida,
y eres tú para mí, como la tierra y el agua,
y lo maravillosamente cotidiano,
y los hijos que llenan con sus voces
la lenta transparencia del aire entre los álamos.

Por eso estás en lo que vivo.
En la resina ardiente
del tabaco, en sus hojas que parecen el mapa
de esta mitad de América, con su corteza austral
y verde.
En los amaneceres fríos de este abril que comienza
trabajando en el viento y en las ramas más altas.
Aquí mi amor te recupera
y canta.



Raúl Aráoz Anzoátegui



. Raúl Aráoz Anzoátegui . Salta . Argentina . 1923 . 2011
....  Imagen . Laura Makabresku





.

duerme

.

Buenos Aires a los nueve días de febrero del 2019

No dejes que te impresionen las estrellas
que quizá estén todas muertas.
No te dejes corroer por las canciones añejas.
Duerme y nada más.
Esta noche, duerme.
Mañana una muchedumbre de arcoíris
con lo que haya quedado vivo, ya conoces el mecanismo,
te fabricarán una sonrisa nueva.

Ahora duerme y nada más,
esta noche, duerme.
No te castigues con la luna,
ese transatlántico indiferente,
este silencio pasará
volverán las palabras como pájaros,
como veranos, como soles
volverán las palabras
y alguien dirá tu nombre.
Esta noche, duerme,
echa el ancla y duerme,
duerme.

Que por unas horas oscuras nada te hiera.
No llores, no implores, respira y duerme
concéntrate en la respiración
y acaríciate un hombro,
ámate un poco y duerme
esta noche duerme.

Mañana tendrás la oportunidad,
flamante y renovada de volverte a equivocar.



José Sbarra


 .  José Sbarra . Buenos Aires .  Argentina .  1950 . 1996
...Imagen . Alessandra Papagni
...  Confieso  que amo a Sbarra,  esa manera suya de   escribir con las arterias azules del desvarío.






.

me dejes

 .
Buenos Aires a los    ocho días de febrero del 2019 

Se me paso un dolor de cabeza
que tenía hace cinco días
y creo que todo es posible.
Fui a la verdulería
y pude sacar el numerito del turno sin romperlo
encontré veinte pesos en el bolsillo del pantalón
el horóscopo me dice lo que quiero leer
la vida se sumerge complaciente
en un mate que no se lava.
El futuro es una opción.
Imaginate lo que voy a ser capaz
cuando me dejes de doler vos.


Verónica Peñaloza




. Verónica Peñaloza. Buenos Aires. Argentina . 1986
... Imagen . Viktor Korneev







.

planear

.
Buenos Aires a los  ocho días de   febrero del 2019

Amputaron
tus muslos de mi cintura
Lo que para mí significa
Que son todos cirujanos. Todos.

Nos desmantelaron
al uno del otro.
En lo que a mí respecta
son todos ingenieros. Todos.

Lástima.
Éramos un buen
y amoroso invento.
Un aeroplano hecho de hombre y mujer.
Con alas y todo.

Nos elevamos vacilantes de la tierra.
Y hasta alcanzamos a volar un poco.




Yehuda Amichai


. Yehuda Amichai. Würzburg. Alemania . 1924 .Israel . 2000
  Versión . Edgar Amador
... Imagen . Rise and Montly kissing on the lounge chair . NYC . 1988  .  Nan Goldin






.

sola

 .
Buenos Aires a los tres  días de febrero del 2019

Te vas a quedar sola
con tus plantas
tus gatos
y tus libros
me dijo
el último día que la vi
pero hace dos meses
acá
los días transcurren mansos
y un gato duerme al sol
mientras yo
con las manos en la tierra
pienso el poema
que voy a escribir
para contarle
que en esta casa
estamos muy bien
muy felices
los gatos
las plantas
los libros
y yo.


Jorgelina Soulet




. Jorgelina Soulet . Buenos Aires . Argentina . 1972
... Imagen . Alessio Albi







.

¿nos vimos antes?

.
Buenos Aires a los  tres  días de febrero del 2019



a veces en el horizonte se perdían barcos
que no habían partido de ningún puerto
y yo preguntaba si eso era como haberte conocido
antes de encontrarte
antes de tu nombre
antes aún de la palabra antes.


Rocío Wittib


. Rocío Wittib . Buenos Aires . Argentina . 1989
... Imagen . ¿?








.

piedra pómez

.
Buenos Aires  a los dos días de febrero del 2019


Las cosas no estallan:
se van desvaneciendo, apagando,
como la luz se apaga en la carne,
como escurre la espuma en la arena.
Aun el relámpago del amor no tiene
un final de trueno: muere con el sonido de las flores
que se destiñen poco a poco, igual
que se va gastando la piedra pómez.
Y así cada cosa hasta que solo nos queda
el silencio que rodea la cabeza de Beethoven.


Derek Walcott


Derek Walcott. Castries . Santa Lucía . 1930 . 2017
...Imagen . (x)99





.

febrero

.
Buenos Aires al primer día de febrero del 2019



¿Dónde empieza la piel
y dónde acaba el agua?

Acaso la existencia
es esta forma lenta
de bajar los peldaños
y divisar volcanes;
la multiplicidad del amarillo.
Te acercas
y el furor es una herida
que sangra en el azufre.



Véronica Aranda



. Verónica Aranda . Madrid . España . 1982
... Imagen . Nicholas Fols






.

a veces

.
 Buenos  Aires al primer día  de  febrero del 2019
Toma, este es mi cuerpo.
Ha vivido tempestades y lleva dentro animales pequeños
que por su nombre podrían ser dinosaurios.
Toma, este es mi cuerpo,
te estaba esperando,
cada mañana lo perfumo y a menudo
no me deja dormir,
si te fijas bien verás que en los recodos
tiene la forma de tus manos.

Toma, este es mi brazo, tuyo,
este es mi labio,
tuyo,
este es mi cuerpo y enseguida
piel,
entrañas,
tuyo,
se va a poner a llorar de amor,
naranjas, viento,
toma,
este es mi cuerpo,
te estaba esperando,

a veces no estás y no es nada,
a veces cuerpo,
a veces voz.


Laura Casielles



. Laura Casielles . Asturias . España . 1986.
... Imagen  . Hoda Rostami






.

azul cian

 .
Buenos Aires a  los treinta días de enero del 2019


hoy me dijeron que despedida es
dejar
de pedir
y entendí tu ausencia
de otro modo
despedirse es arrojar
como quien tira una piedra al aire y
también
convertirse en mineral y rodar
desprendido
lanzado al viento
que mueve
todo lo quieto
no nos dijimos
adiós
solo volamos
despedidos
como flechas
desde el centro en línea recta
cada una al otro lado
del mundo.


Celina Feuerstein



. Celina Feuerstein . Buenos Aires. Argentina. 1959
...  Imagen .  Katia Chausheva 







.

se viene conmigo

.
Buenos Aires a los   veintinueve días de enero del 2019


Lo que dices de mí:
un extraño camino que nunca he recorrido,
un camino que enlosan tus palabras
y que si miras bien se corresponde
con una de las líneas de tu mano.

Lo que dices de mí
eres tú misma,
eres tú de repente bifurcada,
una parte de ti que se queda a tu lado,
otra parte de ti que se viene conmigo.

Lo que dices de mí va borrando mis huellas

Lo que dices de mí me prepara emboscadas.

Lo que dices de mí
es saliva y es tierra que amasas para darme
figura de caballo, figura de montículo,
figura de lunar, figura de tu espalda,
figura de cualquiera de mis dedos
cerrando uno por uno todos tus orificios
(más saliva y más tierra que coges para darme
figura de cabaña, figura de murciélago.

Lo que dices de mí
es mentira que acierta a decir la verdad.

Lo que dices de mí
se acuesta junto a mí donde estaré,
se acuesta junto a un hueco que llama por mi nombre
y al que besa y aplasta hasta que nazco.

Lo que dices de mí
es telaraña, es red, pero tú no las tensas,
pero nadie las tensa pues nadie está al acecho,
es red, es telaraña frenando una caída
que no se ha producido.

Lo que dices de mí me desconoce
del modo más perfecto imaginable,
me desconoce más que el desconocimiento
que me tienen las vetas de una mina,
que me tienen los kraken,
que me tienen las aguas cenagosas,
que me tienen los cientos de tejados
que guarda el huracán en su gruta secreta.

Lo que dices de mí se va probando mundos.

Lo que dices de mí me multiplica.

Lo que dices de mí estira mis pulmones,
catapulta mis ojos,
despierta a los caimanes de mi sangre.

Lo que dices de mí me acelera y me vuelve
más lento.

Lo que dices de mí no lo dices de mí,
no lo dices siquiera, no soy yo,
es raíces de un árbol cuya fruta
se deshace en tu boca y la refresca,
es un malentendido que tu voz
provoca en nuestro sexo

(el fosfeno y la noche es lo que dices
cuando dices de mí no importa lo que digas.)

Lo que dices de mí no son tus opiniones,
es el dulce apagón de la conciencia,
es la locuacidad de lo que existe,
es un puente colgante entre nosotros,
son ardillas que roen las cuerdas de ese puente,
son cáscaras de nueces, un arca abandonada,
maderos embreados que alimentan el fuego
de un náufrago asustado.

Lo que dices de mí
es estaca que busca
con avidez al ávido corazón de ese muerto
que ronda mis castillos y se duerme en sus sótanos,
ese muerto no muerto que llamamos amor.

Lo que dices de mí no necesita
de mí para encontrarme.

Lo que dices de mí no se viene conmigo
a menos que yo firme una página en blanco.

Lo que dices de mí lo dices simplemente
con estar en el mundo, lo dice tu deseo,
esa energía pura que hace pasar las nubes.

Lo que dices de mí
obliga al horizonte
a tenderse a tus pies y lamerte sumiso.

Lo que dices de mí se escribe en las paredes
con tizones calientes de tus muslos.

Lo que dices de mí
es la jaula y el mapa
en el acto preciso de aprender
a vendarse los ojos y saltar al vacío.

Lo que dices de mí me pone en marcha,
un loco mecanismo
de huesos astillados como sables
que va retando a duelo a todos los que dicen
que nunca has dicho nada de mí, que estás callada,
que un mutismo feroz te ha comido la lengua.

Lo que dices de mí
es manada de lobos
hambrientos y atrapados en páramos nevados,
lobos que se devoran entre aullidos
mientras hila la luna bufandas para el No.

Lo que dices de mí me traduce a un idioma
que aún no conocemos.

Lo que dices de mí me resucita.

Lo que dices de mí:
una orquesta sonámbula
de músicos que tocan concentrados
y miran sin rencor sus partituras
mientras todo el pasaje
ya abarrota los botes salvavidas.

Lo que dices de mí me deja solo.




Jesús Aguado




. Jesús Aguado . Madrid . España . 1961
. .Imagen . Evocative photographs by Jacques Henri Lartigue





.