desafiar el vacío

.
Brandsen a los veintisiete  días de agosto del 2016



Fuiste una selva de amor un tiempo,
lanzada al amor. Con tus manos habría construido
tantas piedras, para habitarlas con mi silencio.
¿Por qué corrías tan alto?
¿Por qué huías?
Habría mendigado tu amor, me habría
aferrado a tus manos.
Habrías podido matarme, habrías podido
herirme, habrías podido dejarme en el suelo,
así como la Magdalena que pide perdón
porque su amor la devasta.


Alda Merini



. Alda Merini . Milán . 1931 - 2009
.. Imagen . Alison Scarpulla




.

así me recibió el paisaje

.
Brandsen a los veintisiete  días de agosto del 2016









.


se hace el camino

.

Buenos Aires  a los veinticinco días de agosto  del 2016

A la intemperie
En una barca de la noche
Anduve
Y llegué a una orilla.

Me apoyé en las nubes contra la lluvia.
En una duna contra el viento enfurecido.
No había nada en que confiar.
Sólo en un milagro.

Comí las reverdecientes frutas del anhelo,
Tomé del agua que da sed.
Un forastero, enmudecido por zonas inexploradas,
Pasé frío a través de los años tenebrosos.

Como patria elijo el amor.


Mascha Kaléko



. Mascha Kaléko . Polonia . 1907– Zürich . 1975
... Imagen . Gina Vasquez





.

ardor de los jardines

.

 Buenos Aires  a los veinticinco días de agosto  del 2016


Se arrojó al río la niña
cuya madre no le dijo: hija mía.
Consuélame, muchacho.
¡Dime una frase, hecha con mi nombre,
para que ardan los crisantemos
y yo tenga una feliz navidad!
Me ama. Los hombres de nucas magras
perforan el tocino con el dedo,
levantan las mantas de carne
y piden un kilo de cebo.
Toca mi mano.
Quien hizo el amor no vaciará mis ojos
porque busco la alegría.
La vida no vale nada,
por eso gasté mis bienes,
hice un gran banquete y este vestido.
Mírame para que ardan los crisantemos
y muera la puta
que parió mi tristeza.


Adélia Prado



.. Adélia Prado . Brasil . 1935
... Imagen . Dara Scully




.

al otro lado

.
Buenos Aires  a  los veintitrés días de  agosto del 2016 


Para cruzarlo o para no cruzarlo
ahí está el puente

en la otra orilla alguien me espera
con un durazno y un país

traigo conmigo ofrendas desusadas
entre ellas un paraguas de ombligo de madera
un libro con los pánicos en blanco
y una guitarra que no sé abrazar

vengo con las mejillas del insomnio
los pañuelos del mar y de las paces
las tímidas pancartas del dolor
las liturgias del beso y de la sombra

nunca he traído tantas cosas
nunca he venido con tan poco

ahí está el puente
para cruzarlo o para no cruzarlo
yo lo voy a cruzar
sin prevenciones

en la otra orilla alguien me espera
con un durazno y un país



Mario Benedetti



. Mario Benedetti . Paso de los Toros . 1920 - Montevideo. 2009
. . Imagen . Ana O






.

topografía

.

Buenos Aires a los  veintitrés  días de agosto del 2016

Observás cómo enseña a hacer tempura
una cocinera japonesa en un documental,
sentís la ciudad colapsada.

Mirar una cosa y pensar en otra,
quizás en eso consista la escritura
o el poema que comienza a escribirse
a espaldas del mundo
al mejor estilo de un buen ladrón de gallinero.

Es de noche y no llueve,
no llueve por una vez en esta ciudad.

Ya hubo alerta amarilla por vientos huracanados.

Eso pasó
como pasa todo y nadie lo recuerda.


Anahí Lazzaroni



. Anahí Lazzaroni . La Plata . 1957
.. Imagen . Antiphon







.

sin espacio

.

Buenos Aires  a  los  veintitrés días  de  agosto del 2016 


Habítame, penétrame.
Sea tu sangre una con mi sangre.
Tu boca entre a mi boca.
Tu corazón agrande el mío hasta estallar.
Desgárrame.
Caigas entera en mis entrañas.
Anden tus manos en mis manos.
Tus pies caminen en mis pies, tus pies.
Árdeme, árdeme.
Cólmeme tu dulzura.
Báñame tu saliva el paladar.
Estés en mí como está la madera en el palito.
Que ya no puedo así, con esta sed
quemándome.

Con esta sed quemándome.

La soledad, sus cuervos, sus perros, sus pedazos.


Juan Gelman



. Juan Gelman . Buenos Aires . 1930 - México . 2014
... Imagen . Laura Makabresku







.

mousike XCI (maria joão pires & pavel gomziakov)

.

Buenos Aires a los veintidos días de agosto del 2016



.

carnavaleando

 .

Brandsen  a  los veintiún días de  agosto de 2016
Que alguien me libre
del gesto disciplinado del bonsai
que se acurruca
para no herir el aura
que rodea su frente
Que alguien me libre
del rigor de ser hija de los dioses
sacrificada
por hacerse a la idea
del dedo que la asfixia
Que alguien me libre
de buscar redención en el silencio
Que mis manos
desconozcan el orden
que me obliga
Que alguien me libre
de agachar la cabeza para ser coronada
Yo tengo la avaricia del lenguaje


Inés Manzano



.  Inés Manzano .  Buenos Aires.     -  . 2016
... Imagen.   Joana Pallors





.

kachi-mushi

.

Brandsen   a los veintiún días de agosto del 2016



Ahora soy una mano,
una mano tendida,
una mano vacía,
abierta, azul y helada.
Para qué las violetas
y para qué la vida.
Para nada.
Ahora soy unos ojos,
unos ojos sin llamas
que se alargan vacíos
en la luz desolada.
Para qué los jazmines
y para qué la vida.
Para nada.
¿Y las claras estrellas
y las hojas caídas
y los libros azules
y las cuerdas del arpa
y los brazos en alto
y las manos transidas
y los gritos del cuerpo
y los gritos del alma?

Ah, no sé, ya no sé.


Idea Vilariño



. Idea Vilariño . Montevideo . 1920 - 2009




.

esas lámparas que pasan

.

Brandsen  a los veinte días de  agosto   del 2016 


Te lo digo, te lo digo, tienes que creerlo, nos estamos
volviendo esta cosa increíble que es el amor, un brazo es un
abrazo, las estrellas más se internan descalzando floras, tus
enanos muertos que pisabas ayer tarde, el agua, las aguas
aquellas que miramos con un oído atento hacia las caras, sin
saberlo, sin saberlo.

El viaje largo presentido, larguísimo callado, la casa por
la copa de los álamos, el lado de sombra de tus ríos, la pandora
alta queridísima entregada con una mano, aquella
palabra que llegó una tarde a pasar la vida con nosotros.

Encendido por el viento, ningún manantial pisa la tierra,
el amor había nomás que darlo todo, si no ¿quién habría de
quedarse en casa cuando ya todos nos hayamos ido?, invierno
de aquel año en qué moríamos de niños, nada cesa pero
el amor no cesa, ¡qué mineral cuánta greda en un fantasma!

Yo sé, tienes que creerlo, yo muero todavía, ya me animo
al amor con los ojos abiertos, yo lindo todavía, alambrada
mía, río de sonda que me paras en dos patas de conseja
camino hacia tus bocas, dame de esas lámparas que pasan,
de esas estelas que se apagan al hallarse, llévame para siempre
conmigo fuera mío, no dejes que yo entre más en tantas
casas sin hallarte, los mil dedos por noche de mis manos,
laberinto que no extravías al que abre la boca sin su grito
mudo, escucha, no escuches a las alas que no coinciden al
cerrarse, nos estará, sí, ya gozando la inolvidable muerte


Arnaldo Calveyra



. Arnaldo Calveyra . Provincia de Buenos Aires . 1929 - Paris . 2015
...Imagen . Patty





.

hasta el fondo

.
Brandsen a los veinte días de agosto del 2016



Soy el nadador, Señor, soy el hombre que nada.
Soy el hombre que quiere ser aguada
para beber tus lluvias
con la piel de su pecho.
Soy el nadador, Señor, bota sin pierna bajo el cielo
para tus lluvias mansas,
para tus fuertes lluvias,
para todas tus aguas.
Las aguas como lonjas de una piel infinita,
las aguas libres y la de los lagos,
que no son más que cielos arrastrados
por tus caídos ángeles.

Soy el nadador, Señor, soy el hombre que nada.
Tuyo es mi cuerpo, que hasta en las más bajas
aguas de los arroyos
se sostiene vibrante,
como en medio del aire.
Mi cuerpo que se hunde
en transparentes ríos
y va soltando en ellos
su aliento, lentamente,
dándoselo a aspirar
a la corriente.

Soy el nadador, Señor, soy el hombre que nada
hasta las lluvias
de su infancia,
que a las tardes crecían
entre sus piernas salpicadas
como alto y limpio pajonal que aislaba
las casonas
y desde sus paredes
celestes se ensanchaba.

Soy el nadador, Señor, el hombre que nada
por la memoria de las aguas
hasta donde su pecho
recuerda las pisadas,
como marcas de luz, de tus sandalias.

Y recuerda los días cuando el cielo
rodaba hasta los ríos como un viento
y hacía el agua tan azul que el hombre
entraba en ella y respiraba.
Soy el hombre que nada hasta los cielos
con sus largas miradas.

Soy el nadador, Señor, sólo el hombre que nada.
Gracias doy a tus aguas porque en ellas
mis brazos todavía
hacen ruido de alas.


Héctor Viel Temperley



. Héctor Viel Temperley . Buenos Aires . 1933-1987
....Imagen .  Katia Chausheva




.

cul de sac

.
Brandsen a los veinte días de agosto del 2016 

Vuelvo de estar con vos por donde la luz temprana
de la primavera destella en las paredes de siempre:
el Pez Dorado, la casa de saldos, la zapatería.
Arrastro la bolsa de las compras, corro el ascensor
donde un hombre viejo, tenso, almidonado, deja
que las puertas casi me cierren encima.
Le grito –¡Párela, por el amor de dios!
y él me dice –¡Histérica!– por lo bajo.
Me instalo en la cocina, descargo los paquetes,
hago café, abro la ventana, pongo a Nina Simone
que canta Here Comes the Sun. Abro el correo
mientras bebo el café delicioso, la música deliciosa,
con el cuerpo todavía liviano y pesado a la vez, todavía con vos.
Del correo se cae una copia de algo que escribió
un hombre de 27 años, un rehén, torturado en prisión:
Mis genitales fueron objeto de tal despliegue sádico
que me mantienen siempre despierto del dolor
Hacé lo que puedas para sobrevivir
Sabés, creo que a los hombres les encantan las guerras.
Y mi enojo incurable, mis heridas insuturables
se abren más con las lágrimas, lloro de impotencia,
ellos todavía controlan el mundo, y vos no estás en mis brazos.


Adrienne Rich


. Adrienne Rich . Baltimore . 1929 . California . 2012
... Imagen . Ines Rehberger





.

hasta el penúltimo subsuelo

.

Brandsen a los veinte  días del mes de agosto del 2016 


Cuando entro en tu boca
la punta de mi lengua en tu lengua
mi mano izquierda en tu seno derecho
tú vas retrocediendo poco a poco
y yo te empujo contra la puerta del ascensor
que se abre de golpe y caemos al abismo
uno encima del otro
del sexto
al quinto
al cuarto
al tercer piso
hasta rebotar en el sótano
y salir disparados hacia arriba
porque todo final encuentra sus alas
cuando entro en tu boca



Óscar Hahn



. Óscar Hahn . Iquique . Chile . 1938
.. Imagen . Jindřich Štreit





.

mousike XC (tonina saputo)

.
Brandsen a los  veinte días de agosto del 2016



.