f5

 .
Buenos Aires a los  quince días de enero del 2018


Quién pudiese hacerle Copy/Paste
al sexo apurado en la cocina,
Ctrl Z a esa noche que te vi besando a un surfer,
o reiniciarnos, cuando estamos lentos.

De ahora en más,
pienso armar un Power Point con cada gesto,
comprar un router wi-fi para tus ojos,
hacer un back up de cada amanecer,
y guardar en mi pendrive de sangre,
un Excel de tu silencio.

No sabés cuanto necesito,
que aprietes el F5 de mi vida.



Leandro Gabilondo



 . Leandro Gabilondo . Arrecifes . Pcia. de Buenos Aires . 1985
.... Imagen  .  Marat  Safin






.

la calma del tormento


.
Buenos Aires a los   catorce días de  enero del  2018


te extraño
como se extraña el olor a lavanda
de la almohada 
de la inocencia
que era posible porque madre
amaba la  calma del  tormento
igual que yo.



MEzcurra




... Imagen . Laura Makabresku






.

do sostenido

.
Buenos Aires a los catorce días de enero del 2018


cambiar la cara de
adiós
ir por un vino

no esquivar espejos
no comer parado
en la cocina

sostener
una despedida
su ficha
exacta
su filo
noche
tras noche
cuando adiós
se hace con carne
y hueso


pensar
al amor lo hicimos
sólo para la foto
aunque hoy
lloremos
como quienes
se querían





Franco Rivero



. Franco Rivero . Corrientes . Argentina . 1981
...  Imagen  . Nishe





.

presagio

.
Buenos Aires a los catorce días de enero del 2018


Andamos un poco perdidos los dos
buscando algo a los lados del terraplén, tal vez
un pañuelo caído que sirva como señal
un indicio de que todavía, realmente, estamos ahí
y ninguno de los dos se ha desintegrado en la tierra cenicienta
como las cartas que no llegan a escribirse
o los recuerdos que al principio intentamos
atesorar y que al final se desvanecen
perdiendo sustancia, flotando en la nada de los días:
tiempo blanco, sin fin
como la nieve atravesando el techo de los bosques
o una luna enorme, llena de agua, que anuncia la tormenta.


Martín Vázquez Grillé




.  Martín Vázquez Grillé  . Buenos Aires. Argentina . 1976
... Imagen . Denis Kulikov







.

un beep

.
Buenos  Aires a los  catorce días de  enero del 2018

Hablábamos boca arriba,
una conversación de campamento, de antes de dormir
hacía cuánto que la luz se había cortado y el frío
empezaba a filtrarse
bajo las puertas, corriente de aire
en las cosas que no encastran.
Hacía cuánto
no conversábamos así
el tono con que se planea un largo viaje,
voces que se deslizan, el sueño
cayéndonos encima con el dulce peso
de un edredón.
Hasta escuchar un beep
un motor
las cosas volviendo a encenderse.


Silvina López Medin



. Silvina López Medin . Buenos Aires . Argentina . 1976
... Imagen . Jonathan Moyal







.

cosas de la luna

.
Buenos Aires a los catorce días de  enero del 2018

como una piedra en el agua
puedo caer y ser la razón
de una onda expansiva
de insatisfacción, atraerte
hacia mis círculos concéntricos
y hundirnos hasta recordar
cómo era una marea

puedo ser más y más honda abierta
y más oculta más fuerte que la luna

pero seguirías preguntando
si me pasa algo.


Liliana García Carril





.  Liliana García Carril. Buenos Aires. Argentina . 1951
...  Imagen . Chrissie white







.

sacramento

 .
Buenos Aires a los catorce días de    enero del 2018


Era la noche de mi casamiento.
Aunque, asombrosamente, los preparativos hubieran empezado años antes; antes de que yo naciese, antes de las bodas de mis padres.
Pero, esa noche, bajo los dorados soles, y entre las berenjenas, que de tan azules, daban resplandores rojos, se atraparon criaturas inocentes, ilegítimas; se les sacaba el pelo y el sexo, y eran tendidos sobre las grandes asaderas.
Por lo menos, eso fue lo que vi en un cuadro, mucho tiempo después: mis familiares, de pie, ante la Divinidad de los tomates.
Y toda la noche se oyó una música grave, inexplicable; como si sonaran juntos, y fueran uno solo, la Danza del Fuego y el Bolero de Ravel.



Marosa di Giorgio  



. Marosa  di Giorgio  . Salto . Uruguay. 1932 - Montevideo . Uruguay . 2004
.. Imagen . Abril Peiretti 



.

lo que me dijiste

 .
Buenos Aires a los ocho  días de enero del 2018


Todo lo que hicimos
en este tiempo
sigue acá, intacto
y con una palabra
con una canción
con un golpecito de viento
alcanza
para que fluya
vuelva.

Lo que vivimos hoy
lo de hace cinco años
lo de hace cinco minutos
-el pelo tapándote un ojo-
lo que me dijiste esta mañana
lo que te conté una vez
lo que hicimos ese viernes a la tarde
cuando recién empezábamos
a estar juntos.



Ariel Bermani



.   Ariel Bermani. Buenos Aires . Argentina . 1967
... Imagen .  Marat  Safin







.

olvido

.
Buenos Aires  a  los ocho    días de  enero del 2018



La arritmia con que comenzó el goteo
en algún momento de la noche,
la demorada comprensión de lo que era ese sonido;
el hundimiento, entonces, en sueños más remotos:
todo deshecho por este sol de mediodía,
cuya oferta incluye cáscaras de fruta,
carbón de oruga y algunas otras sequedades.


Laura Wittner




. Laura Wittner . Buenos Aires . Argentina . 1967
... Imagen .  Laura Makabresku






.

al pasar el sol

.
Buenos  Aires a los  ocho días de  enero del 2018

Apareció el sol
y el miedo de cegarme también

presencia descarnada
la que mira no soy yo
sino la que de noche tajea el cielo
y al amanecer anda perdida
emparchando fisuras

la que se quiebra
de tanto deseo de lo que no existe.



Ana Wajszczuk




 .   Ana Wajszczuk . Prov. de Buenos Aires . Argentina. 1975
....       Imagen . Leo Berne







.

el naufragio de tu boca

.
Buenos  Aires   a los  treinta días de  diciembre del 2017

tus brazos no tienen rumbo, son llaves abriendo la fruta. tus piernas,
secretas orillas que vuelven anchas aguas en tempestad. un hombro de
luna que alcanza el cielo y deshoja la calma. todas las paredes de casa,
transparentes, llenas de sombra y sol miran las huellas del agua pateando
los bordes. podría llenar mi alma de cosas nuevas, de estrellas y color
morado. seríamos para siempre, un puñado de aves que inunda y encierra,
seríamos tacto y sospecha simulando aleteo, escamas, naufragio.


Andrea Cabel




. Andrea Cabel . Lima. Perú . 1982
... Imagen . Aurélien Buttin




.

dejo

 .
Buenos Aires a los  treinta días de  diciembre del 2017


Dejo de escribirte para acercarme a tu cuerpo,
mapa ondulante de relieves y deseos, formas
que la piel dibuja y contiene
con el milenario arte escultórico de Evas
ofrecido en silenciosa fiesta
al hombre que se acerque a devorar sus secretos.

Voy hacia ti por las calles de siempre,
cambiantes y sinuosas como el laberinto de tus ojos,
hacia este pueblo sorprendido en la quietud de la espera
y habitado por animales salvajes
que asechan carnívoros detrás de las malezas.

Dejo de escribirte
y tu cuerpo es una hoja en blanco,
una vasta extensión, cuyo límite gira
sobre sí mismo para reinventarte.
Dejo de escribir y este encuentro
cara a cara, piel a piel, es el poema
más ajustado a mi vana desesperación.

Renuncio a las palabras, la tinta y su papel
y comienzo a recorrer la senda de los besos,
el atajo que me lleva hasta tu boca
y el paisaje de estas calles que aguardan solitarias mi paseo,
para volver, siempre volver,
a escribir sobre una hoja que se entrega
con su frágil y perfumada cintura de cristal.



Marcelo Fagiano




. Marcelo Fagiano . Córdoba . Argentina . 1959
... Imagen . 美撒郭







.

sucede

 .
Buenos Aires a los  treinta días de  diciembre del 2017



sucede que un día viene a cenar apollinaire y no hay nada en la nevera
sucede que nuestra conversación es gratis como propaganda a la salida del metro
sucede un arma corta calibre veintidós y un centímetro cúbico de
carruseles belgas
suceden los maniáticos minutos los maniáticos segundos las maniáticas horas
sucede un aroma caliente en las calabazas de pentecostés
sucede un yacimiento de icebergs en la vajilla rota del último sueño
sucede el tic sucede el tac sucede veronal en los relojes viejos
sucede que hay alquimistas en las primeras lluvias
suceden pájaros trompeta mariposas rubias jóvenes anillos de leño
sucede un funicular entre la aurora boreal y los maizales del club paraíso
suceden altavoces de verbena en el deshielo de las pompas fúnebres
suceden vientos niños en las heladerías que soñó petrarca
sucede que al otro lado del teléfono vive acacia de madagascar
sucede la oreja del nautilius en el buzón de las nieves astutas
sucede un centavo de ruiseñor en el monedero de la dormición de la virgen
suceden lágrimas populares incompatibles con el binóculo
suceden manos que cuidan del esparto en el mausoleo de lenin
sucede el extintor de las rosas en el cortejo de las siemprevivas
sucede el apostolillo verde de los semáforos
sucede que voy a contarte las cosas de mi vida tal como eran
sucede un telegrama de nitroglicerina en tu lápiz de labios
sucede que yo te quiero un noventa por ciento más que tu novio.




Juan Carlos Mestre





 . Juan Carlos Mestre . León . España . 1957
... Imagen . Leila Amat Ortega






.

hasta matarlas

.
Buenos Aires a los treinta días de diciembre del 2017



Me importa el mar,
su salinidad y la vida en las profundidades.
Pero mucho más me importan
tus piernas
y esas formas que marean
próximas a las aguas
de nuestro propio mar.
Regresando de una exploración,
Cousteau nos advirtió
que la vida en los océanos
ha disminuido en un cuarenta
por ciento desde los cincuenta
a esta parte, debido a la pesca
en demasía y la contaminación.

Pero tus piernas y lo que sostienen
contaminan mi espíritu ecologista
obnubilando mis pensamientos.
Otro investigador, a propósito
de la contaminación, predijo
que en veinticinco años los océanos
quedarían sin vida. Dijo incluso que
por su poca profundidad, el mar Báltico
sería el primero en morir.
Me asustan dichas predicciones,
ese futuro donde los hombres
son los que cierran
las puertas enclaustrando
las sirenas hasta matarlas,
pero antes que el habitad
de las aguas salobres
y sus habitantes
me preocupa este deseo torrencial,
y temo morir ahogado
sin poder abrazar tus piernas.



Patricio Torne




. Patricio Torne . Helvecia . Pcia de Santa Fe . Argentina . 1956
... Imagen .  Nishe 







.

resiliencia

 .
Buenos Aires a los veintiséis días de   diciembre del 2017


Yo me resisto,
en la calle de los ahorcados,
a acatar la orden
de ser tibia y cautelosa,
de asirme a la seguridad,
de acomodarme en la costumbre,
de usar reloj y placidez,
aventura a cuerda,
palabra pálida y mortal
y ojos con límites.

Yo me resisto,
entre las muelas del fracaso,
a cumplir la ley de cansarme,
de resignarme,
de sentarme en lo fofo del mundo
mortecina de una espada lánguida,
esperando el marasmo.

Yo me resisto,
acosada por silbatos atroces,
a la fatalidad
de encerrarme y perder la llave
o de arrojarme al pozo.

Con toda la médula
levanto, llevo, soy el miedo enorme,
y avanzo,
sin causa,
cantando entre ausentes.



Amelia Biagioni



. Amelia Biagioni . Gálvez . Santa Fe . 1916 . Buenos Aires. 2000
... Imagen . Daniel Molina






.

veo veo CXI (sergio larraín )

.
Buenos Aires a los veintiséis días de diciembre del 2017





.

a veces

.
Buenos Aires  a los  veintiséis días de   diciembre del  2017


Viniste a mí en la madrugada,
te tendiste a mi lado sobre las sábanas.
Tu pudor, tu inocencia, tu miedo
rehuían el calor de mis brazos.
Pero acaso anhelabas
sentirte besar así el cuello o las manos.
Pusiste tu cabeza en mi hombro
y charlamos y dormimos
incómodas y felices
por una entrega que no era sino amistosa,
por una necesidad fraterna que se cumplía.
Por la mañana,
levanté las persianas
y oí tu ruego de que no me marchara.
Quizás la difícil confidencia
se ablandaba en tu boca,
pero el día ya no me pertenecía.
Y así fue que dejé tu casa
y ninguna palabra mía penetró ya en tus oídos
ni brilló en tus ojos desconsolados.
A veces pienso que tuviste miedo,
pero cuando te vi pintarte los párpados
supe que te había perdido para siempre.



Emma Barrandéguy



.  Emma Barrandéguy .   Entre  Ríos .  Argentina . 1914 . 2006
... Imagen . Nadja Sveir






.

orilla a orilla

.
Buenos Aires a los veintiséis días de  diciembre del 2017


en una pieza de hotel
junto todo lo que queda
y lo pasado se eriza
moviendo las cortinas
abajo la ciudad se deja
invadir por el mar
y entonces sí
navegamos otra vez
de orilla a orilla
atravesando el tiempo
haciendo equilibrio
por un hilo de tu voz
amarrada
a todos los puertos a la vez.


 Rodolfo Edwards



.  Rodolfo Edwards . Buenos Aires. Argentina . 1962
... Imagen . Marco Bekk





.

otra mirada CCCXVII (charles courtney curran)

.
Buenos Aires  a los  veintitrés  días de diciembre del 2017
a breezy day
the lanterns
lotus lilies





.

contramarea

.
Buenos Aires a los veintitrés  días de  diciembre del 2017
Jamás comprendí tu ecosistema, aunque lo amé o creí amarlo. Una
laguna bordeada de esteros y yo asomándome a las aguas, para ver
¿qué? Los filos irisados de una mole de laja por los que no corre una
gota. Las listas de procedimientos científicamente aceptables, requisitos
mínimos para un experimento de esta clase: observar, colectar, estudiar,
comparar, sacar conclusiones. Y ni un solo día pude ponerme el traje de
neoprene, alejarme nadando.


Bárbara Belloc




. Bárbara Belloc . Buenos Aires. 1968
... Imagen .Alex Stoddard





.

rejas

.

Buenos Aires  a los veintitrés   días de diciembre del 2017



Lo más profundo que hay en el hombre es la piel.

Paul Valéry

¿Qué hay debajo de la lengua?

¿Un triturar de huestes vocálicas,
un cierzo de agudas consonantes,
un despojo de viento áureo,
quizá el mustio huso de la letra?

Aquí entre toneles de saliva y tiento
se guarda el vocablo,
la gramática de tu rojo nombre,
y se incendia –sí, se incendia–
la simetría del giro:

debajo de la lengua hay un presidio.


Rocío Cerón




.   Rocío Cerón . Ciudad de México . 1972
...  Imagen . David Uzochukwu






.

el rumor de lo incesante

.
Buenos Aires a los veintitrés  días de diciembre del 2017

perdí el color en lo incesante
ese perro entrenado para morder
los talones del tiempo sin lastimarlo

perdí la humanidad
me jugué hasta la música sin cartas
tragué sin masticar flechas perdidas
nació una rosa negra y la dejé
morir como a las otras
pequeñas criaturas de lo incesante
lobas en cautiverio

yo misma me perdí en la sinrazón
me aturdía ese piano desafinado
en la raíz de la neuralgia
esa descarga repetida
que llora día y noche
como un hijo del mundo
que nadie atiende.



Laura Yasan



.   Laura Yasan . Buenos Aires. 1960
... Imagen . Antonio Merini





.

instantes


.
Buenos Aires a los veintitrés  días de diciembre del 2017


luz común que encenderá hasta la sombra
y la estrellará como un jardín


J. L. Ortiz


arrojó poemas
como un vaso de agua
había pasto seco en la dedicatoria
y su lectura
desnuda
corrosiva
taló mi cuerpo

que mi escritura no haya caído
en la punta filosa de las cañas-pensé
hay palabras buitre
y otras
originan incendios




Catalina Bocardo



. Catalina Boccardo . Buenos Aires. 1961
. .  Juan L. Ortiz . Entre Ríos . 1896 - 1978
... .. Imagen . Andrea Kiss





.

veo veo CX (ruth orkin)

.
Buenos Aires a los veintitrés días de diciembre del 2017

sinfoneando libertad

.
Buenos  Aires  a   los veintitrés    días de diciembre  del 2017

Tengo miedo de sembrar un árbol y
terminar ahorcándome en él
de ser inmolado en el fuego de la
verdad
de tener deseos
de no poder eliminarme.
Tengo miedo de escribir en una hoja
frases que me acuchillen.
De tener un hijo y que algún día me
maldiga.
De tener pareja y perderme en el
laberinto del tú y yo.
De perder el miedo y volverme libre.
Tan libre como para asesinarme con
cariño.



René  Segura


.  René Segura .  Colombia.     1977
... Imagen . Dara Scully







.

azul

.
Buenos Aires a los diez días de   diciembre del 2017


Llamé, llamé como la náufraga dichosa
a las olas verdugas
que conocen el verdadero nombre
de la muerte.

He llamado al viento,
le confié mi deseo de ser.

Pero un pájaro muerto
vuela hacia la desesperanza
en medio de la música
cuando brujas y flores
cortan la mano de la bruma.
Un pájaro muerto llamado azul.

No es la soledad con alas,
es el silencio de la prisionera,
es la mudez de pájaros y viento,
es el mundo enojado con mi risa
o los guardianes del infierno
rompiendo mis cartas.

He llamado, he llamado.
He llamado hacia nunca.



Alejandra Pizarnik




. Alejandra Pizarnik . Buenos Aires . 1936 .1972
... Imagen . 美撒郭












.

entre paréntesis

.
Buenos Aires a los diez días de diciembre del 2017


Las palabras pernoctan
en el telo de tu idioma,
ronronean en tu tapial,
vuelan bajito,
se chocan el obelisco y siguen;
por ejemplo:
a mí me encanta ver
tu nombre en minúscula,
roza lo obse,
puede ser,
pero posta,
te siento más cerca,
asignación universal por corazón,
no te diferencio de nada,
podés ser una preposición,
una onomatopeya en euskera,
un participio histérico,
todo aquello que se muere
en la tempestad de un párrafo,
podés ser hasta la contraseña de mi mail,
un slogan del silencio,
el lunfardo de nuestra siesta,
un acorde menor,
un verso de Rodolfo Edwards,
podés estar entre paréntesis,
podés ser lo que quieras,
la firma de un cheque en blanco,
el verbo de un apellido,
hasta un sinónimo de la primavera
que me nace desde el pecho,
cada vez que asumo la resistencia.



Leandro Gabilondo




. Leandro Gabilondo . Arrecifes . Pcia. de Buenos Aires . 1985
....Imagen .    Stefany Alves





.

otra mirada CCCXVI (daniel ablitt)

.

Buenos Aires a los diez días de  diciembre del 2017
summer night
avenue of lights
by the lake




.

mousike CLIII ( hauser & petrit çeku)

.
Buenos Aires a los nueve días de diciembre del 2017





.

misa en si menor

.
Buenos Aires a los nueve  días de diciembre  del 2017


hay momentos  que provocan
inventarse  un coraje nuevo
coraje que da ganas de arrojar
lo que no sirve por las bocas de tormenta
armarse de viento para tirar lo que sobra
lo que no retiene
la lluvia  tendría que llevarse todo
hacer el bosque habitable
ese bosque que es como la casa de uno
donde se puede acariciar desnuda
los tajos  del alma
a riesgo de quedarnos temblando
temblando los ojos
las lágrimas atascadas   temblando
no me resisto a vivir sin tocar fondo
perdóname pero te amo.



MEzcurra





... Imagen . Claire Fiorucci






.

apenas luz

.
Buenos Aires a los nueve  días de  diciembre del 2017
Hacía años que no veía
una luciérnaga, y a lo lejos.

Pero cuando, mientras hacíamos
el amor contra la pared de la cocina,
los omóplatos de ella contra el botón de la luz
la encendían y la apagaban, la encendían
y la apagaban,

oscuridad total
y plena luz,

por un momento comprendí
que eso era lo que éramos.




Robin Myers



. Robin Myers . Nueva York. EEUU . 1987
  Versión . Ezequiel Zaidenwerg
... Imagen .  Laura Makabresku






.

flores entre los dedos

.
Buenos Aires  a los  nueve días de diciembre del 2017


En la hora de mi muerte
estarán a mi lado más hombres
infinitamente más hombres que mujeres.
(Porque fui más amante que amiga)
Sin duda dirán las cosas que no fui.

Como entonces con gran generosidad:
No era mal poeta la pequeña Hilda.

Tendré rosas en el cuerpo, en las manos, en los pies.




Hilda Hilst.



 . Hilda Hilst . São Paulo . 1930 - 2004
   Versión Leo Lobos
....  Imagen .    Rimel Neffati






.
.

viento de locos

.
Buenos Aires a los nueve días de diciembre del 2017

Sopla el viento por las calles.
El viento de los locos.
El viento de los locos.
Las brujas
hacen que enciendas fuego en la chimenea
al mediodía del pleno verano,
los niños descalzos abandonan en el atajo sus morrales de piel
de conejo
y no volverán más a la escuela.
Tú ya no distingues una garza de un halcón.

Esta noche
sopla el viento norte, el viento de los locos
y tú recuerdas a las bellas de otros días
que ahora se pasean insomnes
por los corredores de tristes pensiones
sin siquiera pensar en hacer el amor:
María, Ana María, Mariana, María Antonia.

Nadie te va a mostrar cómo florece la higuera.
Ninguna niña te llevará de la mano
para que despiertes junto a las pimpinelas.
Nadie puede ayudarte:
ni el canto de los escarabajos ni la brújula de los girasoles.
El viento te lleva a una isla desierta
donde nunca llegará un arca ni construirás una canoa.

Sopla el viento de los locos
y hace que tu cerebro se llene de agujeros
por donde entra el vino
que te hace soñar en trenes de los cuales eres el único pasajero
que parte hacia lugares
donde cuchillos y tijeras trabajan todo el día en tu corazón.



Jorge Teillier




. Jorge Teillier . Lautaro . Chile. 1935- Viña del Mar. Chile . 1996
.... Imagen . Florian Gerbaud





.

hundir . enterrar . desprenderse . naufragar

.
Buenos Aires a los nueve  días de  diciembre del 2017


Hundir las manos en la sombra,
pequeño estuche del inmenso cielo.
Y arremangarse en la memoria
en esa caja, nido de los vientos.

Meter las manos en la sombra
tantear en las vísceras del instrumento
hasta encontrar esa bengala
que ardía en el baldía de mi pueblo.

Hurgar, pulsar y resoplar,
como quien entra ciego en otro cuerpo.
Y murmurar, roncar, bramar,
el que toca este fueye toca el fuego.

Hay polvaredas por doquier,
peces de nácar y unos pingo viejos,
y el resoplar del arrabal,
y la nostalgia de la palabra "lejos"

Meter la sombra en otra sombra,
como quien monta un animal en celo.
Joyas perdidas en el fueye.
dicen que hay oro al fondo del deseo.

Hundir las manos en la caja,
acariciar los muslos de un recuerdo.
El bandoneón, sus lenguas sueltas,
sacuden el follaje del misterio.

El manosear, el rebuscar
los teclados temblando en ronroneos.
Pica la piedra del cayado
el que se prueba los anillos nuevos.

Qué diapasón podrá afinar
aquella carta que no llegó a tiempo.
Una mujer respira cerca
y es espiral de niebla y de secretos.

Tantear del colibrí su fuga
poner lo ojos en algún "te quiero".
Pulir la lágrima, sangrar,
después arrodillarse ante el silencio.

Meter la sombra en otra sombra,
como quien monta un animal en celo.
Joyas perdidas en el fueye.
Dicen que hay oro al fondo del deseo.


Jorge Boccanera


. Jorge Boccanera . Bahía Blanca. Argentina . 1952
... Imagen . Amy Haslehurst






.

mono no aware

 .
Buenos Aires  a los  nueve días de diciembre del 2017



Mi amado me dice
que soy como una manzana
partida en dos.
Yo tengo las semillas
es verdad.
Y la simetría de las curvas.
Tuve un cierto rubor
en la piel lisa
que no sé
si todavía tengo.
Pero si en abril florece
el manzano
yo hecha manzana
y por demás madura
todavía me despliego
en flores blancas
cada vez que su daga
me traspasa.



María Colasanti


. Marina Colasanti . Asmara. Eritrea . 1937
  Versión . María Teresa Andruetto.
... Imagen .  Marat   Safin





.

diciembre

.
Buenos Aires a los nueve días de diciembre del 2017



le dije que sí que sí
que siguiera dulcificando mi sexo
al fin y al cabo
él era  todos los pájaros
juntos.



MEzcurra



Imagen .   Laura  Makabresku






.

oliendo a azufre

 .
Buenos Aires a los  veintitrés  días de noviembre del 2017

nosotras no creemos en el infierno
en el fuego bailando
nosotras mismas somos chispas
en nuestros rostros cada noche
buscan su reflejo las estrellas adormiladas

nosotras, del abismo de los mundos
oliendo a azufre y alquitrán
(porque perfumes también son alcohol)
acogemos en un suave abrazo
los del infierno y los del cielo

quien nos maldecirá
sino nosotras mismas en una risa loca

no nos toquéis con la mano
no nos señaléis con el dedo
sombras del atardecer muerto
entre las callejuelas
– bailan las lámparas –
nuestros pies descalzos timbran, timbran

bajo la luna, la moneda de plata
(porque perfumes también son alcohol)



Halina Poświatowska




. Halina Poświatowska . Częstochowa. Polonia . 1935 . Varsovia . Polonia . 1967
  Versión . Krystyna Rodowska
..... Imagen . 美撒郭






.

paradoja de olbers

.

Buenos Aires a   los veintitrés  días de   noviembre  del  2017
hubble spotlights a celestial sidekic
hubble peers into the storm
hubble reveals heart of lagoon nebula




.

canté

.
Buenos Aires  a  los veintitrés días de   noviembre del 2017



Canté, canté de amor, con la cara toda bañada canté de amor y los muchachos
me sonrieron. Más fuerte canté, la pasión puse, el sueño, la lágrima.
Canté la canción de los viejos galpones de concreto. Unos sobre otros
decenas de nichos los llenaban. En cada uno hay un país, son como niños,
están muertos. Todos yacen allí, países negros, áfrica y sudacas. Yo les canté
así de amor la pena a los países. Miles de cruces llenaban hasta el fin el
campo. Entera su enamorada canté así. Canté el amor:

Fue el tormento, los golpes y en pedazos
nos rompimos. Yo alcancé a
oírte pero la luz se iba.
Te busqué entre los destrozados,
hablé contigo. Tus restos me miraron
y yo te abracé. Todo acabó.
No queda nada . Pero muerta
te amo y nos amamos, aunque
esto nadie pueda entenderlo .




Raúl Zurita



.  Raúl Zurita .   Santiago  . Chile . 1950.
....  Imagen .  Adriana Lestido




.

una mujer

 .

Buenos Aires a los  veintitrés días de  noviembre del 2017


una mujer que   fumaba me pidió  perdón por mi pasado, indefectiblemente me lo trajo. Pude ver en sus ojos un diluvio, la calma, la tempestad, la vorágine que  hunde el barco. Su pasado era  enorme, ella misma era   en ese  instante un pasado. Su península albergaba miles de ballenas que llegaban cada año, su sonrisa le pesaba y sus párpados ¡por dios! cómo le pesaban sus ballenas, debió haberlas querido demasiado me dije conmovido por su mar eterno. No me pidas perdón por mi pasado dije, el mío  fue un desierto de  caranchos que nadie más oyó, tan solo mi reflejo.
Ese día llovió, mis animales encontraron agua.



Ezequiel Villarroel





.   Ezequiel Villarroel . San Salvador de Jujuy . Argentina . 1983
... Imagen . Nádia  Maria





.