en el borde

.
Buenos Aires a los veintidós días de enero del 2017

¡Oh no, estoy reducido a lo inefable!
como Dante midiéndose con las luciérnagas
respiro lo indispensable para sobrevivir,
no como, tampoco duermo , estoy en un rincón
con la venda en los ojos para no ver
que no estás donde estoy o peor todavía
que estás y el espacio se ha disuelto,
volviéndose incandescente, radioactivo,
en fin ¡ un agujero fundido de universo !
¿Puedes acaso  atravesar como el neutrino
la tierra entera como si no ocurriera nada?
¿Puedes viajar por el borde de la galaxia
y volver más joven que antes?
¿Puedes, por ejemplo, rozarme con la mano
sin provocar una catástrofe cósmica?


J. R. W



. Juan Rodolfo Wilcock . Buenos Aires . 1919 - Italia . 1978
... Imagen . Knas Storyboard






.

la casa de paredes deshojadas

 .

Buenos  Aires a los veintiún días de enero del 2017


Yo sé de la luz blanda de tu departamento,
de siestas como un tímido suicidio.
Libros de anatomía con dibujos
de brazos otorgando sus arterias,
con voces como sacro, laringe, línea alba.
O puntos del espacio
donde dormí tranquilo,
pozos de mí cual trampas
en los que caes a veces y me extrañas.
La cola de tu gata dirigiendo
la música barroca de tus actos:
abrir una ventana, hojear un libro,
bañarte con el agua como un río
que baja por la tierra.
Unas monedas dentro de una caja
guardando griteríos entre hermanos.
La tenue aspiradora desmayada
en un rincón detrás de la mañana.
Nostálgicos idiomas, fragores europeos,
que emanan de tus fotos escondidas.
Toda la claridad, toda tu casa,
dulce guarida, posta del resuello.
Pueden llevarme allí como dormido
un colectivo diáfano de barrios,
un místico ascensor, un par de llaves.


Pedro Mairal



.  Pedro Mairal . Buenos Aires . 1970
... Imagen .  Virginia Rota





.

otra mirada CCLI (emil nolde)

.
Buenos Aires a los veintiún días de enero del 2017
South sea island

Emil Nolde

.

otra mirada CCL (david hockney)

.
Buenos Aires a los  veintiún días del 2017

Woldgate Woods





.

otra mirada CCXLIX (auguste raynaud)

.
Buenos Aires a los veintiún  días de enero del 2017


La Nuit



.

passiflora

.

Buenos Aires a los diecisiete  días de enero del 2017

Bien sé cómo es ella, secreta y perversa
como un ángel del bosque, se hunde
en mi sangre, canta en la noche
como un río que corre debajo de las piedras.
Pero lo que invoca, lo que rescata,
está más allá de la piedad de sus besos,
vasto como el sueño, tormentoso
como su cuerpo lascivo.
Lo que se alcanza de sus confesiones
desnuda los deseos, súplicas, un vuelo
hacia cuerpos solares en un cielo mortal.
El viento es tibio en sus cabellos,
en su garganta herida. Todo en ella
es insomne como su latido desdeñoso,
consagrado a las grandes singladuras de Ahab.
Nunca llegará donde la esperas, en una quemadura,
en un altar demente de memorias perdidas
o aves migratorias. Nunca llegará.
Cuando trae la bebida de los náufragos.
Se escurre
entre los grandes secretos de su sueño.


Enrique Molina




. Enrique Molina . Buenos Aires. 1910. 1997
....Imagen . Savina Gost




.

mousike CI (jon gomm)

.
Buenos Aires a los diecisiete días de enero del 2017



.

más allá

.
Buenos Aires a los diecisiete días de enero del 2017


Conozco todos tus tiempos, todos tus movimientos, todos tus olores
y tu sombra, y tu silencio, y tu pecho
su vibración y el color que tienen...
y tu forma de andar, y tu melancolía, y tus cejas
y tu labio, y tu anillo y el segundo
y ya no tengo paciencia y pongo mi rodilla encima de las piedras
y te pido por favor,
¡náceme !

Conozco todo lo que está más allá de ti,
tan lejos, que ya no existe cercanía-
después de la tarde, más allá del horizonte, en el otro lado del mar
y todo lo que está más allá de ellos,
tan lejos que ni siquiera tiene nombre.
Por eso doblo mi rodilla y la pongo
encima de las rodillas de las piedras que la siguen,
y te pido por favor
¡náceme !

Conozco todo lo que tú nunca sabes de ti.
El latido de tu corazón, él que va a seguir al que tú escuchas ahora
el final de la palabra cuya primera sílaba acabas de decir
los árboles –sombras de madera de tus venas,
los ríos –sombras movedizas de tu sangre,
y las piedras, las piedras –sombras de piedra de mi rodilla
que pongo a tus pies y te pido por favor,
¡náceme, náceme!





Nichita Stănescu



. Nichita Stănescu . Ploiesti . 1933 - Bucarest 1983
...Imagen .  Romina Ressia






.



muros

.

Buenos Aires a los diecisiete días de enero del 2017


Esa soy yo, la sola. La que anduve ausente
sin compañero. Que levanté un muro 
dentro de mi alma sigilosamente.
Para apartar de mí, las crueles pisotadas y
arañazos de la vida
y añadí el perdón al que amé como jamás se pudo amar



Eva Thais



. Eva Thais . San Pedro Sula . 1931 . Tegucigal . 2001
.... Imagen . Ezgi Polat







.

en el aire

.
Buenos  Aires a  los diecisiete días de enero del 2017


Mi corazón es antiguo: un minuete
cautivo en el mecanismo de un juguete.
Lo escuchas e intentas escribirlo en su propia suerte
aunque de otra manera: apagando su suspiro vetusto.

Fijado en un pensamiento único,
la frágil canción da vueltas entre sus arcos
y deja como seña, un vuelo detenido,
su propio orín en los dedos de arcilla.

Un polen de tormenta en los cinco pétalos blancos,
sea, mi Señora, dulce su nimbo –
y perdona también al reloj desobediente
cuando llora todavía en tus manos.


Iom   Vinea



. Iom Vinea . Rumania 1895 – 1964
...  Imagen . Rimel Neffati





.

domingo

.
Brandsen a los quince días de enero del 2017


No quisiera que lloviera
te lo juro
que lloviera en esta ciudad
sin ti
y escuchar los ruidos del agua
al bajar
y pensar que allí donde estás viviendo
sin mí
llueve sobre la misma ciudad
Quizá tengas el cabello mojado
el teléfono a mano
que no usas
para llamarme
para decirme
esta noche te amo
me inundan los recuerdos de ti
discúlpame,
la literatura me mató
pero te le parecías tanto.



Cristina Peri Rossi




. Cristina Peri Rossi . Uruguay . 1941
... Imagen . Marco Bekk





.


.

recorriéndote las venas

.
Brandsen a los quince días de enero del 2017

Ni tu nombre ni el mío son gran cosa,
sólo unas cuantas letras, un dibujo
si los vemos escritos, un sonido
si alguien pronuncia juntas esas letras.

Por eso no comprendo muy bien lo que me pasa,
por qué tiemblo o me asombro,
por qué sonrío o me impaciento,
por qué hago tonterías o me pongo tan triste
si me salen al paso las letras de tu nombre.

Ni siquiera es preciso que te nombren a ti,
siempre nombran la luz del mediodía,
la fruta, el paraíso
antes de la expulsión.



Amalia Bautista



. Amalia Bautista . España . 1962
...  Imagen .  Tamar Burduli





.

tirar el corazón por la ventana

.
Brandsen a   los quince días de  enero del 2017 

Lo que siento por ti es tan difícil.
No es de rosas abriéndose en el aire,
es de rosas abriéndose en el agua.
Lo que siento por ti. Esto que rueda
o se quiebra con tantos gestos tuyos
o que con tus palabras despedazas
y que luego incorporas en un gesto
y me invade en las horas amarillas
y me deja una dulce sed doblada.
Lo que siento por ti, tan doloroso
como pobre luz de las estrellas
que llega dolorida y fatigada.
Lo que siento por ti, y que sin embargo
anda tanto que a veces no te llega.



Idea Vilariño




. Idea Vilariño . Montevideo . 1920 . 2009
... Imagen . Jessica Silversaga





.

muchacha

.
Brandsen a   los trece días de enero del  2017


I

En Varsovia, una muchacha hablaba así:
si quieres acariciarme, yo no me opondría
si quieres besarme, te lo permitiría
te permitiría que me desnudes los senos.
Pero debes saber que a papá lo fusilaron los alemanes
y a un hermano mío lo quemaron en los hornos.

Si quieres acariciarme, yo no me opondría
pero debes saber que todos estos muertos aúllan en mí
y yo toda, toda soy de cenizas.
Bésame, pero que no te sepa amarga.


II

En Cracovia, una muchacha hablaba así:
si quieres puedes abrazarme
si quieres puedes acariciarme los senos
pero no me compres nunca abalorios.
Tenía trece años cuando los alemanes
ahorcaron a mamá, de un árbol en la calle.

Si quieres podemos atravesar nadando el Vístula
pero no me digas que tengo el cuello blanco y bello
y no me compres nunca abalorios.





. Geo Bogza . Rumania . 1908 . 1993
... Imagen . Mariam Sitchinava






.


quiero

 .
Brandsen a los  trece días  de enero del 2017



Quiero llevar tu sello,
estar marcada
como una cosa más entre tus cosas.
Que las gentes murmuren: allá pasa,
allá va feliz, la señalada,
la que lleva en el rostro
esa antigua señal de risa y lágrima,
la cabellera derramada y viva,
toda ella una antorcha y toda llama,
musgo de eternidad sobre sus hombros
resplandeciendo así, como una lámpara.

A mis pies, un rumor de muchedumbre
se irá abriendo en canal, como una calle.
No me importa que digan:
esa mujer que escapa como ráfaga,
que no ve fuera de su sangre, nada,
que ya no escucha fuera de sus voces,
que no despierta sino entre sus brazos
que camina sonriendo;
esa mujer que va segando el aire,
la boca contra el viento,
le pertenece toda como un libro,
como el reloj, la pipa o el llavero.

Como cualquier objeto imprescindible
que es uno mismo a fuerza de ser nuestro.
Quiero que todos sepan que te quiero:
deja tu mano, amor, sobre mi mano.
Sobre mi corazón, deja tu sello.



Julia Prilutzky Farny





. Julia Prilutzky Farny. Kiev .1912 - Buenos Aires . 2002





.


.