el pentotal a qué

.
Lo no moroso al toque
el consonar a qué la sexta nota
los hubieron posesos
los sofocos del bis a bis acoplo de sorbentes subósculos
los erosismos dérmicos
los espiribuceos
el ir a qué con meta
los refrotes fortuitos del gravitar a qué con cuanta larva en tedio languilate en los cubos del miasma
los tantos otros otros
la sed a qué
las equis
las instancias del vértigo
el gusto a qué desnudo
los tententedio tercos del infierneo en familia
las idóneas exnúbiles
el darse a dar a qué
el re la mi sin fin
los complejos velados
el decomiso aseto
los tejidos tejidos en el diario presidio de la sangre.
los necrococopiensos con ancestros de polvo
el “to be” a qué
o el “not to be” a qué
la suma lenta merma
la recontra
los avernitos íntimos
el ascopez paqué
cualquier a qué cualquiera
el pluriaqué
a qué
el pentatotal a qué
a qué
a qué
a qué
y sin embargo


Oliverio Girondo 




. Oliveiro Girondo . Buenos Aires . 1891 . 1967
... Imagen . Valentín Bondezire





.

.

.

él me mira
desde el andén del subte
se mete con mis libros
mi cuaderno de apuntes
relojea mi celular

todo a diez centímetros
de distancia

no me doy a ver

cambio de vagón
de horario
juego a las escondidas

hoy me habló
como si nada
dijo que es músico
dijo que tiene treinta años
dijo que mi boca quema

que cada mañana se lleva el perfume
de mi pelo

sonreí
y pensé

en las mil alternativas
que tengo para pudrir
el cielo



Malena Ezcurra


. Imagen . Alex Currie






.




el amor ese pájaro sin equilibrio

.

El papel que he puesto sobre las ventanas ha quedado empañado
La humedad de su saliva sobre mis piernas, entre mis dedos
Se guarda y en pequeñas cavidades, destroza
Esto que a veces pretendo inventar.
No, amor, no basta con lamer nuestros cuerpos,
No basta con patearnos y gritar, jadear hasta pulverizarnos
No, amor,
No preguntes la hora después, no enciendas la luz, no hables, no pienses, no respires
Quieto
Deseo recorrer con mis sucias manos tu cuerpo inerte
Y sentir que mis olores te poseen, se incrustan entre tus vellos
Te deshacen.
Mi habitación rojiza se abre como una niña y espera
Pero este rojo tuyo no puede mezclarse ni sangrar, no puede
Rebajar esta brecha de tormento entre tu espacio y el mío
Tu saliva de nuevo sobre la palma de mi mano y tus ojos intentando
No amor
No basta con emitir gruñidos de animal en celo,
No basta con destrozar mi ropa en jirones al aire, no basta
Con inyectarnos veneno en este encuentro
No amor,
Cuando termino de escuchar la música que dejaste
Cuando corto un pedazo de pan y lo mastico para engañar mi furia
Cuando recorro con ojos lascivos la habitación en rojo
Y constato tu presencia en el interior de otra
Habitación vacía, cuando
Enredo entre mis dedos el ansia y la distancia
Sólo la imagen de tu sombra estirada sobre el papel fucsia permanece en mi silencio
Y una mariposa negra, presagio de la muerte, me acompaña.



Rocío Silva Santisteban


. Rocío Silva Santisteban . Lima . 1963
.... Imagen . Laura Makabresku





.

ve veo XCVIII (len howard)

.





. A las imágenes  de Len Howard  hay que mirarlas  en tamaño miniatura (como las de Masao)
 Es imprescindible para que la belleza no lastime los ojos.


.


puro viento

.

La luna gime sobre el fondo del mar,
oh Dios cuánto miedo muerto
de estos arbustos terrenos,
oh cuántas miradas perplejas
que suben de la oscuridad
atrapándote el alma herida.

La luna pesa sobre todo nuestro yo
y también cuando estás próxima al fin
sientes olor de luna
siempre sobre los céspedes martirizados
por los fuelles
por las parodias del destino.

Yo nací gitana, no tengo lugar fijo en el mundo,
pero quizás, al claro de luna,
me pararé tu momento,
lo suficiente para darte
un único beso de amor.


Alda Merini



. Alda Merini . Milán . 1931 - 2009
... Fotograma del film Jane Eyre de Cary Fukunaga



.

en tus brazos

.

esto
es solo para ti para mí
no le diremos nada

nada a nadie
nos vamos a detener
bien quietos
como si no pasara nada
entre tú
y yo

y quién va a ver
mi mano
tu mano
mandarse un beso
que ni la boca ve

y quién va a oír
la loca mudez
de nuestro amor



Clarisse Nicoïdski



. Clarisse Nicoïdski . Lyon . 1938 - París . 1996
... Imagen . Isabel Muñoz





.

secreto del camino

.

Liviana, vuelve la bofetada de las esferas celestes.
La música, a nuestra sombra, inocente como
el agua de la fuente que sube entre animales salvajes,
artísticamente petrificada alrededor del chorro de agua.

Con las cuerdas disfrazadas de bosque.
Con las cuerdas como el aparejo del aguacero:
la lancha es azotada por los cascos de un aguacero
y en lo íntimo, en el atasco del giroscopio, alegría.
Esta tarde se refleja la bonanza del mundo,
cuando las cuerdas son instaladas, sin que nadie toque.
Inmóviles en la niebla, los árboles del bosque
y la tundra húmeda espejeando en sí misma.

La mitad muda de la música está aquí, como el olor
a resina anda en torno a ramas heridas por el rayo.
En cada hombre, un verano subterráneo.
En el cruce de caminos, una sombra,
y se aleja corriendo, siguiendo la trompeta de Bach.

La piedad inspira súbita cautela. Dejar
su disfraz de yo en esta playa
donde la ola golpea y se retira, golpea
y se retira.


Tomas Tranströmer


.. Tomas Tranströmer. Suecia . 1931-2015
.... Imagen . Kersti__K





.

cerrar los ojos

.

Si nunca despertaste en sobresalto
febril, precipitándote hacia el lado
vacío de tu lecho, tanteándolo
con manos que se obstinan vanamente
contra implacable ausencia.

Si no sentiste entonces la muerte
desgarrándote en vida y agrandando
el vacío entre tus venas inflamado,
el vano apartamiento de tus muslos,
el ansia de tu sexo.

Si no rompió tu voz ese gemido
que acuchilla la turbia madrugada
es que en tu corazón no ardía la hoguera
que llamamos amor.

En ella me consumo y es mi grito
tu nombre: a ti me abro en carne viva.
Mi piel muere en espera de la tuya,
mi sexo late con ansiosa boca
de pez en la agonía.

Y al no llegar tus labios con tu bálsamo
ni el fuego sosegante de tu lengua
mi mano se fatiga inútilmente
en estéril caricia.

Porque tan sólo tú tienes las alas
para el vuelo que mata y da la vida.


José Luis Sampedro



. José Luis Sampedro . Barcelona . 1917 - Madrid . 2013
.... Imagen .  Nadja Sveir




.

thé à la menthe

.

Yo no sé si la quise pero andaba conmigo,
me guiaba su risa por la ciudad tan gris.
Ella tenía en su boca colinas de Ketama
y el cielo de sus ojos me pintaba de añil.

Yo vi tantas estrellas como ella puso siempre
en aquel cielo raso como un paño de tul.
Ella llevaba el pelo como la Janis Joplin
y los labios morados como el Parfait-Amour.

La he perdido en un bosque de jeringas brillantes
por donde nos decían que se llegaba al mar;
se fue sobre un caballo de hermosos ojos negros,
por más que yo me muera no la podré olvidar.

Bajo el cielo ceniza me conducen mis piernas.
Esta noche no tengo ni esperanza ni amor.
Sólo queda el calor de mi pobre navaja.
Hoy me he visto la cara de un retrato-robot.

A pesar de sus ojos he salido a la calle,
a pesar de sus ojos me ha tocado vivir.
En un barrio de muertos me trajeron al mundo.
Esta noche canalla no respondo de mí.



Javier Egea



. Javier Egea . Granada . 1952 .1999
..... Imagen . Jà ant





veo veo XCVII (luis gonzález palma)

.

.
.
Una mirada más allá de la realidad: Cuando fotografiamos para soñar.

Por Georgia Quintas


Con los ojos bien abiertos podemos muy bien soñar. No siempre precisamos cerrar los ojos para vivir historias, sensaciones, idilios, fugas, deseos, dolores, soledad, alegrías, desencuentros, vacíos, exuberancias, esperanzas.  El mundo a través de la fotografía nos permite trascender las presuntas certidumbres de la realidad; es cuando la creación artística perturba los paradigmas y hace de la idea el comienzo de la invención de nuevos mundos. El trabajo del fotógrafo Luis González Palma desfila la poética de lo improbable (y por qué no decir de lo invisible?) en escenas construidas con esmero, delicadeza y habilidad desconcertantes. Rasgos éstos, propios de los artistas comprometidos con su arte, que bien saben que solamente se comparte un discurso de fabulación cuando se arrebata la mirada de quien está del otro lado. De cuando simplemente la fotografía encuentra su sentido y lugar de existencia: en el Otro.


.

simetría imperfecta

.

Ahora sí que tú y yo estamos más lejos uno del otro
que dos estrellas de diferentes galaxias.
Ningún astrónomo logrará tenernos juntos
en su vertiginoso campo visual
ni el fotógrafo de Cartagena ante su Polaroid
así fue hace la infinidad de siete años
el resto de las imágenes son nubes de la memoria
y de aquélla y de todas se ha retirado la vida.


Enrique Lihn




. Enrique Lihn . Santiago de Chile . 1929 . 1988
... Fotograma del film Adieu Philippine de Jacques Rozier




.

la tensión de la luz

.

Hay otra piel dentro de mi piel
que se ajusta a tu tacto como un lago a la luz;
que desliza su memoria, su lenguaje perdido
dentro de tu lengua,
borrándome para hacerme de nuevo.

Justo cuando el cuerpo cree saber
los caminos para conocerse a sí mismo,
esta segunda piel sigue buscando sus respuestas.

En la calle -las sillas de los cafés abandonadas
en las terrazas, los puestos del mercado vaciados
de su viva luz,
aunque el pavimento todavía respire
uvas y melocotones-
como la luz de todo lo que crece
en la tierra recién removida,
cada partícula de mí se ajusta a tu tacto,
el viento envolviéndome las piernas en mi vestido,
tu camisa deshaciéndose en flores por mis manos.



Anne Michaels



. Anne Michaels . Toronto . 1958
... Imagen . Valentina C





.

azul como el desvarío

.

Muero por ti
Y eras mi vida

Conmigo caminabas
Cantabas en mí
Cuando erraba por las calles
Caminabas conmigo
En mí cantabas

Invitabas a la mañana de la ventana
A los gorriones enamorados en los álamos
Cuando la noche se repetía
Cuando la noche no encontraba su fin
Abrías de par en par la ventana de la mañana
A los gorriones enamorados en los álamos

Con tu lámpara venías a nuestro callejón
Venías con tu lámpara
Cuando los niños se habían ido
Cuando las flores de las acacias dormían
Y yo estaba sola ante el espejo
Venías con tu lámpara

Me dabas tus manos
Me dabas tus ojos
Me dabas tu afecto
Y cuando tenía hambre
Me dabas tu vida
Tenías la generosidad de la luz

Recogías tulipanes para adornar mis cabellos
Cuando se estremecían de desnudez
Recogías tulipanes

Cuando no tenía nada qué decir
Apretabas tu cara
Contra la angustia de mis senos
Escuchabas gemir el flujo de mi sangre
Y mi amor agonizante

Escuchabas
Pero ya no me veías


Forough Farrokhzad



. Forough Farrokhzad . Teherán . 1935 . 1967
...Imagen . Hugues erre





.

ni la lluvia

.

Si muriera esta noche
Si pudiera morir
Si me muriera
Si este coito feroz
Interminable
Peleado y sin clemencia
Abrazo sin piedad
Beso sin tregua
Alcanzara su colmo y se aflojara
Si ahora mismo
Si ahora
Entornando los ojos me muriera
Sintiera que ya está
Que ya el afán cesó
Y la luz ya no fuera un haz de espadas
Y el aire ya no fuera un haz de espadas
Y el dolor de los otros y el amor de vivir
Y todo ya no fuera un haz de espadas
Y acabara conmigo
Para mí
Para siempre
Y que ya no doliera
Y que ya no doliera.


Idea Vilariño



. Idea Vilariño . Montevideo . 1920 - 2009
...Imagen . Laura Makabresku






.

mousike LXXXIII (john zorn & sofia rei )

.



.