nuestras manos frágiles como pájaros

.
Dame lo que centellea;
olla para hervir los colores del bosque,
latidos de animal asustado en el centro de un tronco,
y unos labios con ganas de arrojarse al vacío.

Dame lo que camina:
pelambre de incerteza y collares de dientes,
una mujer desnuda de espaldas a mi sangre,
brasitas del deseo donde apoyar los pies.

Dame lo que merodea: el crujir de un aroma,
clamor de lo que se despeña, ruido
de caracoles triturados.

Dame
lo fugitivo para siempre.


Jorge Boccanera


.  Jorge Boccanera . Buenos Aires. 1952
... Imagen . František Drtikol




.