dadora de infinito

.

amor pasamontañas, amor llave, amor revólver,
amor que le dé los mil ojos de Argos,
la ubicuidad,
el silencio desde donde la música es posible,
la raíz desde donde se podría empezar a tejer una lengua.
y es tonto porque todo eso duerme un poco en vos,
no habría más que sumergirte en un vaso de agua como una flor japonesa
y poco a poco empezarían a brotar los pétalos coloreados,
se hincharían las formas combadas, crecería la hermosura

dadora de infinito, yo no sé tomar,
perdóname.




Julio Cortázar



.