la nada nada entre formas amorfas




.Buenos Aires, un día de diciembre de 2009




Se preguntó entonces si las demás personas que se habían quedado experimentaban el vacío de la misma manera.
O bien, eso podría deberse a su peculiar identidad biológica, una degeneración determinada por su inepto aparato sensorial. Vivía solo en ese ruinoso edificio de mil apartamentos deshabitados que, como todos los demás, se derrumbaba de día en día en un deterioro entrópico creciente.
Finalmente, todo lo que había en su interior se fundiría, sería idéntico e irreconocible, mero desecho amorfo, kippel apilado hasta el cielorraso de cada apartamento. Y después el edificio mismo perdería su forma y quedaría sepultado bajo el polvo ubicuo. En ese momento él, naturalmente, estaría muerto.
Éste era otro hecho que resultaba interesante prever mientras permanecía en esa lamentable habitación, a solas con el silencio mundial que imperaba omnipresente y sin pulmones.



.Philip K. Dick
Do Androids Dream of Electric Sheep?
.



Pd. Y suena Pink, no existe otra cosa para el crepuscular texto de Dick.
.








.