azularse

.
Buenos Aires  a los   veintidós  días de   julio del 2017 

Al final de mi sufrimiento
había una puerta.

Escucha: eso que llamas muerte
lo recuerdo.

Sobre la cabeza, ruidos, ramas movedizas del pino.
Después nada. El débil sol
temblaba sobre la superficie seca.

Es atroz sobrevivir
como conciencia
enterrada en lo oscuro.

Después todo acabó: eso que temes, ser
un alma e incapaz
de hablar, terminar abruptamente, con la tierra yerta
apenas inclinada. Y algo que tomé por
pájaros abalanzándose sobre los setos.

Tú que no recuerdas
el pasaje desde el otro mundo
te digo que podía hablar otra vez: lo que
regresa del olvido regresa
para hallar una voz:

del centro de mi vida surgía
una gran fuente, sombras de azul
profundas sobre el azul del mar.


Louise E. Glück



. Louise E. Glück . Nueva York . 1943
  Versión . María Negroni
....  Imagen . 美撒郭






.