ni olvido

.
Buenos Aires a los trece días de febrero del 2017

Nunca tuvimos casa
ni paciencia ni olvido

Enrique Molina

Es bueno tener siempre a punto el recurso
de una palabra que llene el vacío de ti, para hacer de ella
la pertinente coraza que me preserve
de la pesadilla de la añoranza y la tristeza.

Entonces te me haces presente en cada
verso que escribo, y cuando, solo, me lo repito
no hay distancia entre tu cuerpo y el mío,
unidos para siempre en el poema.


Miquel Martí Pol



.  Miguel Martí Pol.  Barcelona 1929-2003
...  Imagen . Katia  Chausheva 





.