dolor de luna

 .

He puesto a tus pies cuanto poseo dentro de mí, fuera de mí.
Mi madre, a la que he negado mi presencia, ha servido de
holocausto para ensalzarse en una fiesta mística, una
fiesta mística en la cual tú eres el único dios.
Las cenizas de mi padre que yo conservo como el recuerdo de su
grandeza,
las sacaría de su reposo para regarlas a tus pies, a ponerlas en un
sahumador el día de los difuntos, mandaría cortarme la
cabeza, partir mi cráneo y convertirlo en una jícara
donde tú pudieses beber hasta la última molécula de mi
amor
todo esto lo daría yo.
Pero mi amor es ya una potencia sobrehumana
y mañana
día de muertos
será de resurrección
de todo el amor del universo,
de los universos para regalarte
señor la síntesis de este amor que es mi carne.


Nahui Olin


. Nahui Olin . México . 1893 - 1978
.. Imagen . Katia Chausheva




Relata  Nahui al renunciar para siempre a ser María del Carmen Mondragón :

Mi nombre es como el de todas las cosas: sin principio ni fin, y sin embargo sin aislarme de la totalidad por mi evolución distinta en ese conjunto infinito, las palabras más cercanas a nombrarme son NAHUI-OLIN. Nombre cosmogónico, la fuerza, el poder de movimiento que irradian luz, vida y fuerza. En azteca, el poder que tiene el sol de mover el conjunto que abarca su sistema, pero, sin embargo hace siglos que existe mi substancia sin nombre alguno va evolucionando y hace siglos y ahora mismo que no tengo nombre y voy marchando sin descanso alguno en un tiempo sin fin y soy en una faz distinta el sin principio ni fin de todas las cosas.


.