padre nuestro

.


Padre, dime que has escuchado alguna vez
el grito agonizante de los pájaros.
Necesito saber que mi debilidad
es un gen dormido,
que es por eso que sólo escribo elegías
que a todos emocionan
porque la muerte es algo corriente.

Papá, no sé darte un abrazo.
Tengo algunos gestos mutilados.
Y estoy tan perdida como un animal recién destetado,
tan fuera de este cuerpo
y de este nombre.
No me preguntes,
no pasó nada,
sólo los años.

Alúmbrame un camino a casa.
Qué camino, qué casa, qué yo.
Esta noche quiero dormir
sin susto.
Dime que todavía es posible.
Sin pastillas.


Eva Vaz


. Eva Vaz . Huelva. 1972
...Imagen .  Sally Mann






.