momentos

.


.



.

Lo que siente nunca dura, lo que siente siempre acaba, y puede no volver nunca.
Se encarniza entonces sobre el momento, se traga el fuego, y el fuego dulce arde, arde, flamea.
Entonces, ella, que sabe que todo va a acabar, coge la mano libre del hombre, y la enlaza con la suya, ella dulce arde, arde, flamea.
Hay cosas indestructibles que acompañan el cuerpo hasta la muerte como si hubieran nacido con él.
Y una de esas es lo que surge entre un hombre y una mujer que viven juntos ciertos momentos.




Clarice Lispector




Pd. Clarice Lispector · Ucrania 1920 . Río de Janeiro 1977
Pd I.   La Valse D'Amelie . Yann Tiersen  ** Imagen  . Roxana.




.




.