levísima

.




El deseo de la palabra es
el jardín que ella ara y cultiva.
¿Los jardines se aran? no, solo
en el sentido de un ara.

El templo es el deseo,
su prohibición, el jardín



 Alejandra





Pd. Gymnopédies I.  Lent et douloureux  .Erik Satie




.